United Nations Environment Programme
environment for development Search 
News Centre
 
 Home News Centre
 Media Contacts
 Press Releases
 In Focus
 Speeches
 Photos
 Multimedia
 RSS / Podcasts
 Posters
 E-Cards

 Printable Version
 

Esfuerzos Internacionales para Revelar los Secretos de los Suelos

Londres/Nairobi, 28 de noviembre, 2002, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Se da inicio al mayor esfuerzo realizado para recolectar e identificar insectos tropicales, hongos, nemátodos, termitas y otras formas de vida reptantes del suelo.

Científicos deberán ir bajo la superficie en siete países tropicales, para buscar la mayor fuente de vida no localizada en la tierra.

Expertos saben que a milímetros de la superficie, en la penumbra del mundo subterráneo, desde la lombriz de tierra y el nematodo, miles de especies de organismos pequeños incluyendo bacterias, hongos, insectos, termitas y lombrices, esperan a ser descubiertas.

Los científicos también están convencidos de que el reveler los secretos de cómo funcionan, puede ser la llave para recuperar la fertilidad de tierra degradada y dañada, al mismo tiempo que se logra ayudar a elevar las cosechas en los trópicos evitando el uso de pesticidas y fertilizantes.

Según Klaus Toepfer, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, "las formas de vida, que habitan justo debajo de nuestros pies, son los organismos menos estudiados del planeta. Cuando la gente piensa en los lugares en dónde se pueda encontrar nuevas especies, generalmente piensas en que es en las selvas tropicales, pantanos, manglares, o lugares en las cumbres de las montañas. No a milímetros debajo de sus talones".

"Sin embargo, los investigadores se están dando cuenta, que los suelos del mundo, especialmente en los trópicos, están llenos de vida y contienen una mayor cantidad de especies que sobre la superficie terrestre." Recolectar los secretos de este reino mal estudiado promete enormes beneficios y mejora el conocimiento hacia la meta de alcanzar un desarrollo sustentable, hacia la erradicación de la pobreza. Este es uno de los proyectos más inusual, curioso y absolutamente vital, llevado a cabo por PNUMA. Así que estoy contento de que la organización esté involucrada en este trabajo pionero".

El padre de la microbiología moderna, Louis Pasteur, observó que "el papel de los muy pequeños es grande".

Por ejemplo, lombrices de tierra, termitas, y otros organismos que habitan bajo el suelo, tienen una influencia en la cantidad de lluvia que puede ser absorbida por los suelos. Los suelos, en los cuales no hay estos organismos, son más susceptibles a la sequía y tienen mayor riesgo de sufrir alguna catástrofe. Esto puede incrementar el riesgo de inundaciones y de erosión con grandes consecuencias para la calidad de agua de los ríos y habitats como los arrecifes de coral.

Las bacterias y los hongos ayudan a eliminar contaminantes así como a gérmenes causantes de enfermedades por medio de los mantos freáticos, mientras se cuela a través de las reservas del suelo, agujeros y otras fuentes de agua potable.

Organismos que habitan en el suelo, también juegan un papel clave en la liberación de dióxido de carbono, metano y otros gases de efecto invernadero de la tierra hacia la atmósfera.

Entender y reveler el papel de estas criaturas, y formas de vida en los "cíclos del carbón" puede ayudar a la tierra a absorber mayores cantidades de gases de efecto invernadero.

Investigaciones han demostrado que los organismos que habitan en el suelo, atacan y neutralizan a pestes de plantas, animales y patógenos. Puede ser posible, que se promuevan formas de vida reptantes en el suelo, para reducir enfermedades para cosechas, ganadería y humanos, según creen los investigadores.

La riqueza de nuevas especies que esperan ser descubiertas, especialmente en los menos estudiados trópicos, representan un gran recurso genético. Hay esperanzas, que este cofre con el tesoro, contenga una vasta cantidad de drogas nuevas, incluyendo antibióticos, y productos industriales para el siglo 21, para el beneficio de los países ricos y pobres.

Pero sobre todo, el rol de estos organismos como "aradores biológicos" y abastecedores de nutrientes clave, es lo que intriga a los científicos y lo que ha comenzado a investigar el nuevo proyecto PNUMA/GEF.

Por ejemplo, estudios hechos a plantaciones del estado indio de Tamil Nadu, con más de 100 años, son plantaciones que, aparte del uso pesado de fertilizantes y el riego con hormonas de crecimiento vegetal, indican que el estudio del papel de la biodiversidad bajo tierra, puede tener enormes beneficios para la agricultura.

Un equipo del Instituto francés de Investigación para el Desarrollo y la Universidad de Sambalpur en India, trabajando con la compañía india Parry Agro, constató que después de la reintroducción del gusano de tierra, incluyendo especies nativas, las cosechas incrementaron hasta un 282 por ciento, y las ganancias hasta $5,500 dólares por hectárea por año en algunas de sus plantaciones..

El Dr. Fatima Moreira, microbiólogo para suelos de la Universidad Federal de Lavras en Lavras, Brasil, comentó que bacterias fijadoras de nitrógeno ya estaban siendo utilizadas en Brasil para lanzar los cultivos de soya de manera ambientalmente amigable.

"Los frijoles de Soya han sido inoculadas con una especie de bacteria fijadora de nitrógeno llamada Bradyrhizobium y ha reemplazado el uso de los fertilizantes industriales. Un área de Brasil que cubre 14 millones de hectáreas está siendo cultivada de esta forma. Las cosechas producen 2.5 toneladas por hectárea y esta técnica nueva, está ahorrando a la economía nacional aproximadamente 1 billón de dólares por año" dijo.

El Dr. Moreira dijo que, los estudios se han llevado a cabo en Brasil con 2,000 especies, incluyendo árboles, arbustos y herbáceas, con el fin de descubrir cuáles pueden ser utilizadas para ser inoculadas por bacterias fijadoras de nitrógeno.

Muchas de estas especies de plantas, vitales para la producción de madera, carbón y producción alimenticia, aparentemente pueden beneficiarse con la tecnología.

El proyecto de $26 millones, cubierto con $9 millones de fondos del GEF y apoyo de otros donantes como la Fundación Rockefeller, inicialmente se dirige a la "biodiversidad de suelo" de siete países tropicales. Estos países son Brasil, México, Costa de Marfil, Uganda, Kenya, Indonesia e India.

El director de UNEP/GEF basado en Narobi Kenya, Ahmed Djoghalf,, dijo, "hay una urgente necesidad de identificar, clasificar y reportar las formas de vida que habitan en el subsuelo. Mucha gente también está conciente que la creciente intensificación de agricultura y tala de bosques para convertirlos en tierras para cultivo, contribuyen a la amenaza de la extinción y a la disminución en l número de plantas y animales sobre la tierra. Hay cada vez más evidencia, que un impacto similar se está presentando en el subsuelo. Por lo que podríamos estar perdiendo muchas especies útiles que habitan el suelo del mundo, sin siquiera saberlo".

Mike Swift, Director del Instituto Tropical para biología de suelos y fertilidad del CIAT (TSBF) el cual está coordinando el proyecto "Conservación y Manejo Sustentable de la Diversidad Biológica de subsuelo" dijo, que se pensaba que los sitios elegidos en los países selectos, eran los que tenían la mayor cantidad de Biodiversidad de subsuelo. Cada uno de los países tiene gente capacitada en la "Ciencia de cenicienta" de la biología de suelo.

El proyecto pretende desarrollar esas habilidades y diseminar conciencia y conocimiento de la conservación de formas de vida del suelo, a los ambientalistas, granjeros, gobiernos oficiales y otros expertos en estos y otros países en desarrollo.

Hay enormes lagunas en nuestro conocimiento sobre la variedad de organismos que habitan el subsuelo, especialmente en países en vías de desarrollo. Lo que conocemos es sólo la punta del iceberg. Una de las razones por las cuales la diversidad del subsuelo ha sido el tema de cenicienta del mundo natural, es que se refiere a la dificultad de realmente ver lo que está allá. Pero ahora tenemos nuevas técnicas de ver el ADN o a la genética, similar a las que utilizan científicos forenses para encontrar a un criminar mediante una muestra, lo cual nos permitirá ver muestras de suelo para bacterias, hongos otras formas de vida, dijo el profesor Swift.

Luego agregó que, aparte de descubrir nuevas especies, una meta de este proyecto es comprobar si diferentes tipos de cubierta vegetal, juegan un papel en fomentar o disminuir la diversidad de formas de vida del subsuelo.

"Esquemas de agroforestería, en la cual los árboles son incorporados dentro de la tierra de cultivo, o ranchos en los que la tierra sostiene una variedad de cultivos plantados, no parece tener un impacto más positivo sobre las formas de vida del suelo. "Queremos comprobar esta hipótesis y de ser positiva, utilizar los resultados para fomentar diversas maneras de agricultura con beneficios múltiples", comentó.

El profesor Jo Anderson, director del Grupo Consejero Técnico del programa, indicó que hay crecientes presiones sociales y económicas en los trópicos, las cuales conllevan a la destrucción de los habitats naturales para comida, combustible y productos comerciales como la madera.

Loa servicios vitales del ecosistema, como el aprovisionamiento de agua, reservas de agua, almacenes de carbón y hasta climas locales están siendo comprometidos con las pérdidas de los organismos del suelo que juegan un papel importante proveyendo estos servicios.

"Este proyecto proveerá de información crucial sobre cómo puede ser conservada la biodiversidad en paisajes que satisfacen necesidades humanas, como tierras de cultivo, mientras se preserva la herencia natural de comunidades de organismos extraordinariamente diversas y potencialmente útiles, para las futuras generaciones", dijo el profesor Anderson.

Notas al Editor: "Bestias" miniaturas, gusanos y organismos reptantes del subsuelo.

Más de 4000 bacterias y organismos relacionados han sido descritas por la ciencia, un número desconocido de éstos, son organismos perforadores. Se estima que en un gramo de suelo forestal existen más de 40,000 especies de bacterias individuales, muchas de las cuales nunca han sido descritas.

Se piensa, que sólo 72,000 o un 5% de los hongos que habitan el planeta han sido descritos. De estos, aproximadamente 35,000 se pueden clasificar como habitantes del suelo.

Protozoarios, incluyendo amibas y flagelados. Algunos 1,900 de los protozoarios que habitan el suelo han sido descritos, siendo aproximadamente un 10% de las especies vivas.

Unas 5,000 especies de nemátodos han sido descritas. Se estima que puede haber más de 100,000.

Los ácaros son pequeños invertebrados parecidos a las arañas. Las 45,000 especies descritas, al parecer representan solamente 5% del número total de especies.

Hay un grupo numeroso de insectos que habitan el suelo incluyendo a las Termitas. Unas 2,000 especies de termitas han sido descritas.

Aproximadamente 9,000 especies de hormigas han sido descritas.

Gusanos, han sido descritas más de 3,600 especies.

Mayores informaciones:: Eric Falt, vocero, Director de la División de Comunicaciones del PNUMA, Tel: 254 2 623292, Mobil: 254 (0) 733 682656, E-mail: eric.falt@unep.org, o Nick Nuttall, Jefe de Medios del PNUMA, Tel: 254 2 623084, Móbil: 254 (0) 733 632755, E-mail: nick.nuttall@unep.org ;Robert Bisset, en Paris 01 44 37 76 13 o 06 22 72 59 42.

En el sitio web del PNUMA: www.unep.org encontrará excelentes imágenes.

Mayores informaciones sobre la biodiversidad subterránea en el sitio:

http://soils.usda.gov/sqi/SoilBiology/soil_biology_primer.htm#Contents

Sólo a título de información, no es un documento official.

Comunicado de Prensa 2002/86S