About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Gestión de gobierno

La gestión de gobierno es un tema dominante que se aplica en todos los niveles y sectores de la sociedad, desde el local al mundial, del sector privado al público, y repercute sobre la legislación, los derechos humanos, los sistemas políticos, parlamentarios, democráticos y electorales, la sociedad civil, la paz y la seguridad, la administración pública, la información pública, los medios y el mundo empresarial. La conciencia y atención relativas a los temas de gestión de gobierno, por consiguiente, han aumentado en todos los aspectos de la vida moderna, incluso en relación con el medio ambiente. La gestión de gobierno «eficiente» es reconocida como un prerrequisito para el desarrollo de políticas acertadas y como un factor fundamental para asegurar que las políticas sean implementadas de manera eficaz.

Los 30 años transcurridos entre la Conferencia de Estocolmo y la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible de 2002, han sido testigos de importantes progresos en los sistemas políticos, como la descolonización de África, el fin del «apartheid» en Sudáfrica, la caída de la Cortina de Hierro, la reunificación de Alemania, y la desintegración de la antigua Unión Soviética. Se han verificado aumentos rápidos en alianzas económicas y comerciales y en el número de miembros de las Naciones Unidas que en marzo de 2002 llegó a 190. Tal vez el cambio más importante ha ocurrido a nivel nacional donde la democracia y la transparencia se han convertido en temas fundamentales, especialmente a partir de los años noventa, y muchos gobiernos han sido reemplazados como resultado de reclamos populares. En los últimos 10 años, más de 100 países en desarrollo o en transición acabaron con sus gobiernos militares o de partido único (UNDP 2001). Desde 1972, la internacionalización del medio ambiente ha tenido influencia en las políticas nacionales de muchos de los países desarrollados, donde los partidos verdes dejaron su marca, especialmente en los años ochenta (Long 2000). Durante las últimas tres décadas se ha visto un crecimiento masivo de movimientos de la sociedad civil en todas las regiones del mundo, con muchas organizaciones asumiendo papeles más proactivos. Las organizaciones no gubernamentales están adquiriendo más influencia y en algunos casos participan en las decisiones de los gobiernos y del sector privado.

Una mano a través del Muro de Berlín simboliza la caída de la Cortina de Hierro en Europa en 1989, uno de los eventos políticos más importantes de las últimas tres décadas

Fuente: PNUMA, Joachim Kuhnke, Topham Picture point.

El poder de influencia del pueblo en las políticas ha sido reconocido desde por lo menos la década de los setenta: «Sólo mediante una profunda preocupación, información y conocimiento, compromiso y acción por parte de los pueblos del mundo se podrá responder a los problemas del medio ambiente. Las leyes y las instituciones no son suficientes. La voluntad de las personas debe ser lo suficientemente fuerte y persistente para lograr una vida verdaderamente satisfactoria para toda la humanidad» (Commission to Study the Organization of Peace 1972).

La creciente integración de las finanzas, economías, culturas, tecnologías y gestión de gobierno mediante la globalización está causando efectos profundos, tanto positivos como negativos, sobre todos los aspectos de la vida de los individuos y del medio ambiente. Con las fuerzas del mercado que comienzan a dominar las esferas sociales, políticas, así como las económicas, surge el peligro de que el poder y la riqueza se concentren en una minoría mientras que la mayoría quede cada vez más marginalizada y dependiente. En el siglo XXI, el reto está en instituir una gestión de gobierno firme para asegurarse que la globalización opere para el beneficio de la mayoría de las personas y no solamente por el ánimo de lucro.