About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Desarrollo económico

PIB per cápita (dólares de 1995) por subregión: Europa

A pesar de que el PIB/cápita ha aumentado constantemente en Europa Occidental y por consiguiente en toda la región, existen marcados contrastes con los niveles del PIB/cápita en Europa Central y Europa Oriental.

Nota: no se dispone de datos para Europa Central y Occidental con anterioridad a 1989.

Fuente: recopilación a partir de World Bank 2001.

Las economías de Europa Occidental se han recuperado de la recesión de principios de los años noventa y su crecimiento era de un 2,5 por ciento anual a fines del año 2000 (UN 2000a). Un factor importante fue el logro de un mercado único. Comenzando con la creación del Sistema Monetario Europeo en 1979, el Mercado Único Europeo se completó en 1993, y la Unión Monetaria Europea se convirtió en realidad para 300 millones de personas de 12 países de la UE con el lanzamiento del euro el 1º de enero de 2002. Esta moneda será probablemente un instrumento de estabilidad económica y crecimiento en toda Europa, lo que reforzará la cooperación económica y política en la región.

El PIB per cápita (calculado en dólares constantes de 1995) ha crecido constantemente en el conjunto de la región de aproximadamente 9.000 dólares en 1972 a un promedio de 13.500 dólares en 1999 (véase el gráfico). Sin embargo, existen diferencias subregionales mayores, que van desde 25.441 dólares en Europa Occidental en 1999 a 3.139 dólares en Europa Central y 1.771 en Europa Oriental (recopilación a partir de Banco Mundial 2001). Entre 1980 y 1999, el PIB real declinó en 14 países de Europa Central y Oriental, en tanto que en cuatro de ellos, Georgia, Moldavia, Ucrania y Yugoslavia, lo hizo en más del 50 por ciento (UN 2000a).

El consumo promedio per cápita ha aumentado constantemente en Europa Occidental, a un ritmo promedio del 2,3 por ciento anual durante los últimos 25 años (UN 2000b). El consumo en algunos países de Europa Central y Oriental ha comenzado a crecer en años recientes, a medida que parte de la población alcanza un mayor poder adquisitivo, especialmente en Polonia (donde se ha visto un incremento del 65 por ciento desde 1991), así como en Hungría y Eslovenia (UN 2000b).

Consumo de energía en Europa
El hecho de que el consumo de combustibles fósiles en toda Europa haya cambiado poco durante los últimos 30 años, se debe en parte a la caída en el consumo de energía en los países de Europa Central y Oriental debido a su reestructuración económica. En Europa Occidental, sin embargo, el vínculo entre crecimiento económico y uso de energía no se ha interrumpido (EEA 2001). El consumo per cápita de energía varía considerablemente a través de Europa Occidental pero está aumentando en la mayoría de los países con excepción de Alemania, donde se ha reducido en un 5 por ciento entre 1987 y 1997. Si bien el consumo per cápita de energía en Europa Central y Oriental es normalmente más bajo que el promedio en Europa Occidental, la intensidad de la energía es dos o tres veces mayor (OECD 1999). Esto es debido a la alta participación de la industria pesada, tecnologías obsoletas y la baja eficiencia en el uso de la energía. Los cambios actuales y futuros en la actividad industrial tendrán implicaciones importantes en el vínculo entre uso de energía y crecimiento económico. El reemplazo de tecnologías obsoletas por otras más modernas y limpias brinda un potencial para un desarrollo más sostenible.