About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Desarrollo humano

La mayoría de los países de Asia Occidental se encuentran en la categoría de desarrollo humano alto (Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar) o medio (Arabia Saudita, Jordania, Líbano, Omán y Siria). Yemen es el único país clasificado en la categoría de desarrollo humano bajo, en tanto que no se dispone de información sobre Cisjordania, Gaza e Iraq. (UNDP 2001). La categorización del desarrollo humano para la mayoría de los países fue más alta en los años noventa que a principios de los años ochenta, a pesar de que muchos han sufrido retrocesos en este periodo, especialmente en los años noventa (UNDP 2000).

En algunos países se registraron mejoras significativas en ciertos componentes del desarrollo humano durante las tres últimas décadas. Por ejemplo, en Omán, la esperanza de vida aumentó de 54,9 años a principios de los años setenta a más de 70 años en 2000, aunque en Iraq disminuyó de 66 a 58 años en el mismo periodo (WHO 2000). El acceso al agua mejorada y servicios sanitarios adecuados es generalmente alto (80-100 por ciento) con la excepción de Yemen, donde las cifras son de 69 por ciento para aguas mejoradas y 45 por ciento para servicios sanitarios adecuados (UNDP 2000, 2001). El acceso al agua apta para el consumo ha declinado en Iraq durante la segunda mitad de los años noventa (UNDP 2000).

PIB/cápita (dólares de 1995/año): Asia Occidental

En Asia Occidental, el PIB/cápita ha tenido pocos cambios generales desde 1972. Las variaciones se deben en su mayoría a los cambios en el precio del petróleo.

Fuente: recopilación a partir de World Bank 2001.

Hay considerables diferencias en el PIB per cápita entre los países de Asia Occidental. Los más altos se encuentran en la Península Arábiga, con oscilaciones entre 6.384 dólares en Arabia Saudita y 16.483 en Kuwait en 1998. Sin embargo, en países tales como los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar, el PIB per cápita se ha reducido durante los últimos 30 años, por ejemplo en Qatar, donde pasó de 36.413 dólares en 1975 a 12.950 dólares en 1998. Estos cambios han sido atribuidos a las fluctuaciones en el precio del petróleo. Los países del Mashreq tienen niveles mucho más bajos de PIB per cápita, con variaciones desde 1.095 dólares en Siria a 2.288 dólares en Líbano en 1998 (no hay datos disponibles para Iraq y los territorios palestinos). Yemen es, de lejos, el país más pobre, con un PIB per cápita promedio que aumentó solamente de 169 dólares en 1975 a 471 dólares en 1998 (UNESCWA 1999).

A pesar de que el PIB per cápita es relativamente alto en muchos países, la pobreza humana y de ingreso todavía persisten. Siete países de Asia Occidental (Arabia Saudita, Iraq, Jordania, Líbano, Omán, Siria y Yemen) tienen puntajes bajos en uno o más de los elementos principales utilizados para evaluar el desarrollo humano. En la mayoría de estos países la baja esperanza de vida y alfabetización de adultos son elementos clave, en lugar de la pobreza de ingreso, que es un factor de peso en Jordania, Omán y Yemen (UNDP 2001). Las tasas de alfabetización en Asia Occidental por lo general han aumentado durante las últimas dos décadas, como por ejemplo en Líbano donde alcanzó un 92 por ciento. La alfabetización de mujeres se ha elevado de manera constante, pero sigue por debajo del nivel registrado para los hombres (UNESCO 2000).