About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

La población cambiante

La población total de Asia Occidental (con excepción de Cisjordania y Gaza) casi se ha triplicado, al pasar de un número estimado de 37,3 millones en 1972 a 97,7 millones en 2000, con aumentos menores en el Mashreq que en la Península Arábiga (véase el gráfico). La población de Cisjordania y Gaza era de 1,13 millones en 1972 y de 3,19 millones en 2000 (United Nations Population Division 2001).

Población (millones) por subregión: Asia Occidental

La población de Asia Occidental sigue creciendo a razón de más del 3 por ciento anual, con un crecimiento de un 3,6 por ciento al año en la subregión de la Península Arábiga y de un 2,7 por ciento al año en la subregión del Mashreq.

Fuente: recopilación a partir de United Nations Population Division 2001.

La tasa de crecimiento demográfico en la región era aún superior al 3 por ciento en 2000, muy por encima del promedio mundial de 1,3 por ciento (United Nations Population Division 2001). Existen, sin embargo, diferencias importantes dentro de la región: la población de los Emiratos Árabes Unidos ha crecido más de ocho veces desde 1970, mientras que en otros países el ritmo ha sido mucho menor o aún negativo. El crecimiento actual más rápido se verifica en Yemen, con el 4,1 por ciento anual a fines del siglo XX (United Nations Population Division 2001).

El rápido crecimiento de la población puede atribuirse en parte a las políticas nacionales. Por ejemplo, los progresos en el área de la salud han resultado en una disminución del 50 por ciento o más en las tasas de mortalidad, incrementando la esperanza de vida de 60,7 a 69,7 años, y han reducido a menos de la mitad la tasa de mortalidad infantil, de 75 a menos de 30 por 1.000 nacimientos vivos. A pesar de la reducción de la tasa de fecundidad en ambas subregiones, de más de 7 a 6,3 y a 4,6 nacimientos por mujer en la Península Arábiga y en el Mashreq respectivamente, las tasas actuales de fecundidad siguen siendo mucho más altas que el promedio mundial de 2,8 (United Nations Population Division 2001).

En la mayoría de los países la población es muy joven. En todos los países del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, todos los países de la Península Arábiga excepto Yemen) 43 por ciento de la población es menor de 15 años de edad (Al-Qudsi 1996) y en la subregión del Mashreq dicho indicador fluctúa entre el 30 por ciento en el Líbano y el 48 por ciento en Iraq (UNESCWA 1997). Casi el 50 por ciento de la población palestina es menor de 15 años, lo que aumenta la tasa de dependencia (menores de 15 y mayores de 64 años que dependen de la población activa) llevándola a más del 100 por ciento, tasa muy alta en relación con los estándares mundiales (PCBS 1997).

A pesar del rápido crecimiento demográfico en los últimos 30 años, los países del GCC siguen sufriendo de una base baja de población (Al-Qudsi 1996). Si bien el crecimiento de la población se debe en parte a las altas tasas de crecimiento demográfico, el gran flujo de trabajadores extranjeros, debido a la demanda de mano de obra para los crecientes sectores industrial y de servicios, ha sido también un factor importante. La fuerza laboral total de los países del GCC ha crecido de 2 millones en 1975 a 8 millones en 1995. Los trabajadores extranjeros representaban el 70 por ciento del total de la fuerza laboral, llegando al 90 por ciento en los Emiratos Árabes Unidos y Qatar, al 83 por ciento en Kuwait, al 60 por ciento en Bahrein y Omán, y al 59 por ciento en Arabia Saudita (Al-Qudsi 1996).