About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

NUESTRO CAMBIANTE MEDIO AMBIENTE: Habila, Sudán central

30 de octubre de 1979 15 de septiembre de 1987 21 de noviembre de 1994

La región de Habila se explotó para la agricultura de secano mecanizada por primera vez en 1968. La intención era utilizar los fértiles suelos arcillosos que no eran adecuados para la agricultura tradicional con el fin de abordar los problemas crónicos que la región padecía con respecto al abastecimiento de alimentos, y finalmente producir excedentes para exportar.

El gobierno alentó la inversión privada y la tierra se dividió en bloques rectangulares denominados feddans, que luego se arrendaron a operadores privados. Las parcelas arrendadas originalmente se dejarían en barbecho a los cuatro años y se arrendarían entonces las parcelas en barbecho adyacentes. Los controles del gobierno estaban destinados a garantizar la viabilidad y productividad ininterrumpidas de los suelos arcillosos.

En 1979, se arrendaron cerca de 147.000 hectáreas en virtud de los regímenes oficiales, y los suelos demostraron ser muy adecuados para el sorgo. No obstante, en el decenio de los setenta, Sudán lanzó un programa para convertirse en el granero del mundo árabe. Se expandió ampliamente la producción, la proporción de tierras de barbecho descendió significativamente y se produjo una expansión hacia tierras «ilegales» no aprobadas.

En 1985, cerca del 45 por ciento de la agricultura mecanizada se realizaba fuera de las zonas aprobadas. Los agricultores interesados en obtener ganancias rápidas cultivaron la tierra hasta agotarla, la abandonaron y luego fueron en busca de más tierras.

A mediados del decenio de los noventa, los periodos de continua sequía, las guerras internas, métodos insostenibles de utilización de tierras y las consiguientes hambrunas asolaron el país. El fracaso de la política agrícola se manifiesta claramente en la imagen de 1994. No quedan demasiadas pruebas de las florecientes tierras de cultivo tan sobresalientes de 1979.

Imágenes: Chuck Larson, USGS/EROS Data Center
Recopilación: UNEP GRID Sioux Falls