About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Bosques: África

Extensión de los bosques: África

Aproximadamente el 22 por ciento de la superficie de África está todavía forestada, pero durante el periodo 1990-2000 África perdió más de 50 millones de hectáreas, a una tasa promedio anual del 0,7 por ciento.

Nota: el verde oscuro representa los bosques densos, cubiertos en más del 40 por ciento por árboles de más de 5 metros de altura; el verde intermedio representa a los bosques abiertos (cuya cubierta es entre el 10 y el 40 por ciento) o fragmentados; el verde claro representa a otras tierras arboladas, zonas de arbustos y matorrales.

Fuente: FAO 2001a.

Se calcula que la cubierta forestal de África tiene una extensión de 650 millones de hectáreas, lo cual constituye el 17 por ciento de los bosques del mundo (FAO 2001a). Los principales tipos de bosque son los bosques tropicales secos en el Sahel, África Oriental y África Meridional, los bosques tropicales húmedos en África Occidental y África Central, los bosques subtropicales y las formaciones boscosas en África del Norte y en el extremo meridional del continente, y los manglares en las zonas costeras. Hay en ellos varios lugares críticos para la diversidad biológica (Mittermeier y otros 2000). Sólo el 1 por ciento de los bosques en África ha sido plantado.

Los bosques africanos proveen muchos bienes y servicios. En un estudio realizado en Madagascar se ha estimado que el valor de los productos forestales para las aldeas locales asciende a 200.000 dólares en un periodo de 10 años (Kremen y otros 2000). En Ghana se calcula que entre 16 y 20 por ciento de las necesidades alimentarias de la población local se satisfacen con productos forestales y que se utilizan hasta 150 especies de animales y plantas. La selva pluvial del Estado Cross River, en Nigeria, alberga más de 700 especies de plantas y animales, 430 de las cuales se utilizan como productos forestales no madereros (ODA 1994).

La preocupación más importante es la deforestación, causada tanto por la explotación comercial de la madera como por la expansión de las tierras agrícolas, y representa una enorme pérdida de riqueza económica natural para el Continente. La extracción selectiva de vegetación (durante la tala y la recolección de leña) contribuye a la disminución de la calidad del bosque y de su diversidad biológica. La corta excesiva de recursos forestales no madereros, como las plantas medicinales, agrava el problema. También es motivo de preocupación el comercio de la carne de animales silvestres, practicado sobre todo en África Central y Occidental, pues puede poner en peligro a varios mamíferos que habitan en los bosques. Las presiones que se ejercen sobre bosques y tierras arboladas son exacerbadas por la construcción de caminos de acceso emprendida por empresas forestales y mineras para abrir zonas de bosques densos, lo cual hace más accesibles los recursos forestales y aumenta las ganancias de las operaciones comerciales.

Cambio en la superficie de la tierra forestada entre 1990 y 2000 por subregiones: África
  Área terrestre total (millones de ha) Área forestada total 1990 (millones de ha) Área forestada total 2000 (millones de ha) % de tierras forestadas en 2000 Cambio 1990-2000 (millones de ha) % de cambio por año
África Central 524,3 249,4 240,3 45,8 -9,1 -0,37
África Orienta 243,8 38,8 35,4 14,5 -3,4 -0,87
África del Norte 851,0 77,1 67,9 8,0 -9,2 -1,22
África Meridional 679,8 239,1 222,0 32,6 -17,1 -0,70
África Occidental 605,6 85,1 72,5 12,0 -12,6 -1,53
O. Índico Occidental 58,9 13,0 11,9 20,1 -1,1 -0,90
Total África 2 963,3 702,5 649,9 21,9 -52,6 -0,7
Fuente: recopilación a partir de FAO 2001b.   Observación: las cifras de las sumas han sido redondeadas.