About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Bosques: las regiones polares

Límite de la vegetación arbórea

El bosque boreal crece sólo al sur del límite de vegetación arbórea (línea verde oscuro). La región ártica, tal como definida por el Programa de Evaluación y Vigilancia del Ártico (AMAP), está delimitada por la línea anaranjada.

Fuente: GRID Arendal 2002.

El sistema de bosques boreales del norte circunda el globo a través de Rusia, Escandinavia y América del Norte y cubre aproximadamente 13,8 millones de km2. (UNECE y FAO 2000). Es uno de los dos ecosistemas terrestres más grandes del mundo; el otro es la tundra, una vasta planicie desprovista de árboles que comienza al norte del bosque boreal y se extiende hasta el Océano Ártico. Los bosques boreales son una fuente importante de recursos para los países Árticos y se los examinará aquí como una entidad única, aunque se extiendan mucho más allá de la subregión ártica (véase la ilustración).

En contraste con la disminución general que se registra en la cubierta de bosques tropicales, la cubierta de bosques boreales ha aumentado más de 560 000 hectáreas desde 1990 debido a la reforestación, la forestación y la mejora en las prácticas de gestión forestal, aunque hay informes sobre talas rasas masivas y prácticas forestales no sostenibles en la Federación de Rusia (FAO 2001a, Hansen, Hansson y Norris 1996). Los bosques boreales están poblados principalmente por especies de coníferas: piceas, pinos, abetos y alerces. Hay algunas especies de árboles caducifolios: abedules, alisos, sauces, arces y robles. En Canadá, Alaska y la Federación de Rusia grandes porciones del bosque boreal permanecen relativamente imperturbadas por las actividades humanas (FAO 2001a, FFS 1998), mientras que en Escandinavia las actividades de explotación forestal no han dejado prácticamente ningún bosque de rodales maduros (CAFF 2001).