About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Pérdida y degradación de los bosques

Las mayores amenazas a los bosques boreales del norte son la fragmentación (véase el recuadro), los incendios forestales y los brotes de insectos. Los barrenillos de la corteza de picea han causado la muerte de grandes porciones de bosques de piceas en Alaska, y los brotes del lepidóptero Epirrita autumnata que se producen cada diez años en Fennoscandia han sido causa de defoliación en gran escala (CAFF 2001). Los insectos dejan a la madera en pie muerta y seca, más vulnerable a los incendios, los que por su parte están en aumento como resultado de un aumento de temperatura y una disminución de las precipitaciones. Los efectos de los brotes de insectos y de los incendios pueden ser muy graves. En Canadá, por ejemplo, 6,3 millones de hectáreas sufrieron defoliación por obra de los insectos y 0,6 millones de hectáreas se incendiaron en 2000 (Natural Resources Canada 2001).

Fragmentación forestal en el Ártico

La fragmentación, que entorpece el funcionamiento de los ecosistemas y causa pérdidas importantes de hábitat para la fauna y flora silvestres, y los asentamientos invasores amenazan seriamente a los bosques boreales del Ártico, entre ellos los de las regiones forestadas de la Federación de Rusia (FFS 1998, Lysenko, Henry y Pagnan 2000). En Escandinavia ha habido desde hace tiempo una tendencia a convertir las tierras forestadas para destinarlas a otros usos, especialmente, a la agricultura. Pero cuando se cavan zanjas se aumenta la lixiviación de nutrientes y la escorrentía, lo que a su vez causa embanques en ríos y lagos disminuyendo la productividad de los mismos como zonas de desove para los peces (CAFF 2001).

Las zonas costeras de Finnmark, en el norte de Noruega, son zonas importantes de parición y de alimentación veraniega para los renos semidomesticados de las poblaciones indígenas saami. Los mapas que se presentan a continuación muestran la fragmentación gradual de esas zonas como consecuencia de la expansión de la red de carreteras. Las instalaciones hidroeléctricas, las líneas de transmisión, los polígonos de tiro de artillería, y los centros de turismo han tenido efectos adicionales (UNEP 2001).

Expansión de las redes de carreteras en Finnmark,
norte de Noruega, 1940-2000
Fuente: UNEP 2001