About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Degradación y pérdida del hábitat

Número de vertebrados amenazados: África

Nota: en peligro crítico (riesgo extremadamente alto de extinción en el futuro inmediato); en peligro (riesgo muy alto de extinción en un futuro próximo); vulnerables (alto riesgo de extinción a mediano plazo).

Los datos incluyen todas las especies de vertebrados amenazadas mundialmente que tienen un registro por país en la base de datos del PNUMA-WCMC (UNEP-WCMC 2001a).

No se incluyen las especies marinas registradas por océanos.

La pérdida y degradación del hábitat se ha extendido ampliamente en los últimos tres decenios. En la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales de la FAO (FAO 2000) se calcula que el índice aproximado de deforestación en África durante el período 1990-2000 fue de 0,78 por ciento del área total forestada por año, lo que representa la pérdida anual de aproximadamente 5,2 millones de hectáreas La causa principal es el desmonte con fines de agricultura, pero la extracción de madera y de leña, los incendios y el pastoreo excesivo han sido también factores importantes. La quema deliberada de pastizales se practica intensamente en muchos países de África, llegándose a quemar anualmente entre el 25 y el 50 por ciento de la cubierta vegetal en la zona árida de Sudán y entre el 60 y el 80 por ciento en la zona húmeda de Guinea (Menaut y otros 1991).

Las consecuencias de la pérdida y degradación del hábitat para la diversidad biológica son difíciles de evaluar. No obstante han podido registrarse dramáticas contracciones en el área en que habitan muchas especies. Por ejemplo, la población total de elefantes en África disminuyó aproximadamente de 1.300.000 a 500.000 durante el decenio de los años 1980. La disminución fue mucho más pronunciada en las zonas afectadas por la caza furtiva, guerras civiles, altos índices de cambio en el uso de la tierra y aumentos en la densidad de la población (Happold 1995). África Central ya había perdido aproximadamente la mitad de los hábitat de su fauna y flora silvestres en 1986 (McNeely y otros 1990). El drenaje de humedales con fines de desarrollo agrícola o urbano, la degradación provocada por pastoreo excesivo o recolección de leña, y la contaminación por descarga de efluentes han causado la pérdida de hasta el 50 por ciento de los humedales en África Meridional (DEAT 1999) y África Occidental (Armah y Nyarko 1998, Oteng-Yeboah 1998), mientras que cerca del 80 por ciento de los bosques en Alta Guinea ya han sido objeto de desmonte (Conservation International 1999).

Entre 1980 y 1995 el número de plantas extinguidas registradas en África Meridional aumentó de 39 a 58, y el número de plantas amenazadas aumentó a más del doble (Hilton-Taylor 1996). Cálculos recientes indican que más de 700 especies de vertebrados (véase el cuadro de barras), cerca de 1.000 especies de árboles (Hilton-Taylor 2000) y varios centenares de otras especies de plantas (IUCN 1997) están amenazadas de extinción.