About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Medidas de protección de la diversidad biológica

Sólo el 5 por ciento del área terrestre de Europa está designada actualmente como zona protegida (véase el gráfico). Los principales instrumentos de política relacionados con la protección del hábitat son la Agenda 2000, Natura 2000, la Red Esmeralda y la Red Ecológica Paneuropea. Con ellos se planifica crear una red ecológica europea de hábitat naturales y seminaturales coherente y establecer o restaurar corredores entre las zonas protegidas existentes en toda la región.

Zonas protegidas: Europa

Nota: el número de zonas protegidas incluye las categorías I a VI de la UICN.

Fuente: recopilación a partir de UNEP-WCMC 2001b.

La Agenda 2000 es un programa de acción destinado a fortalecer las políticas de la Unión Europea. El programa promoverá nuevas relaciones entre zonas rurales y diversidad biológica mediante medidas agroambientales, fondos estructurales, medidas de zona menos favorecida, medidas de forestación, etc.

Se espera que en la Unión Europea la red Natura 2000 (Hoffmann 2000) esté en funcionamiento dentro de pocos años, con más del 10 por ciento del territorio de la Unión Europea asignado a fines de conservación de la naturaleza. Para los países que no son miembros de la UE se ha establecido recientemente, de conformidad con la Convención de Berna, un programa menos vinculante (la Red Esmeralda). Algunos países de Europa Oriental ya han establecido redes Natura 2000.

Estas realizaciones son elementos clave de la contribución de Europa al CDB. La estrategia de la UE apunta a complementar las iniciativas que se toman en el ámbito nacional en materia de diversidad biológica con una serie de planes de acción para integrar la diversidad biológica en otras políticas y programas sectoriales. De manera similar, se están elaborando planes de acción nacionales sobre diversidad biológica a través de gran parte de Europa.

Los países de Europa Central y de Europa Oriental todavía son ricos en especies, paisajes y ecosistemas bien preservados que son raros o ya se han extinguido en Europa Occidental. La mayoría de las zonas protegidas de aquella región se designaron a fin de los años 1970, rodeadas a menudo de amplias zonas amortiguadoras y conectadas por corredores que unen entre sí los distintos sitios. Pero con la transición económica el sistema de protección de la naturaleza se vio sometido a intensas presiones a medida que disminuía la financiación del estado, al punto que ahora está en peligro (véase el cuadro).

Apoyo financiero a la diversidad biológica en Europa Central y Oriental
La transición económica en Europa Oriental ha agotado las fuentes que financiaban la diversidad biológica. En Bulgaria, por ejemplo, la financiación nacional se derrumbó a mediados del decenio 1990, y actualmente hasta el 90 por ciento de la financiación para la diversidad biológica proviene de fuentes extranjeras: la UE y otros fondos bilaterales, Holanda sola aporta anualmente entre 4 y 6 millones de euros, Alemania y Suiza son también contribuyentes importantes. Sin embargo, la ayuda extranjera raramente excede el 10-15 por ciento de la financiación que se necesita. Algunos parques populares en Europa Central se financian parcialmente cobrando entrada, pero esto nunca permite cubrir más del 50 por ciento de los costos de mantenimiento del parque (OECD 1999).