About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Agua y saneamiento

Superficie de regadío y extracciones de agua en el mundo

Desde 1970 las extracciones de agua en el planeta han reflejado el aumento de la superficie de regadío. Cerca del 70 por ciento de las extracciones se hacen con fines agrícolas; la mayor parte está destinada al riego, que posibilita el suministro del 40 por ciento de los alimentos del mundo.

Fuente: FAO 2001, Shiklomanov 1998.

Para muchas de las poblaciones más pobres del mundo, una de las mayores amenazas ambientales a la salud sigue siendo el empleo continuo de agua no tratada. Mientras que el porcentaje de personas a las que se les suministra agua mejorada aumentó de 79 por ciento (4,1 mil millones) en 1990 a 82 por ciento (4,9 mil millones) en 2000, 1.100 millones de personas todavía no cuentan con agua potable segura y 2.400 millones carecen de acceso a un mejor saneamiento (WHO y UNICEF 2000). La mayoría de esas personas viven en África y Asia. La falta de acceso al agua potable y saneamiento seguros causa cientos de millones de casos de enfermedades transmitidas por el agua y más de 5 millones de muertes por año (véase el recuadro). Existen asimismo efectos adversos importantes aunque no bien cuantificados en la productividad económica de muchos países en desarrollo.

La importancia de satisfacer las necesidades humanas básicas de agua siempre ha desempeñado un papel preponderante en las políticas relativas al agua. Una de las primeras conferencias integrales sobre el agua se celebró en 1977 en Mar del Plata, Argentina. La atención puesta en las necesidades humanas condujo al Decenio Internacional del Agua Potable y del Saneamiento Ambiental (1981–1990) y a que se concertaran los esfuerzos de Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales para suministrar el servicio básico de aprovisionamiento de agua (UN 2000). En la Cumbre para la Tierra celebrada en Río de Janeiro en 1992, se reafirmó la noción de satisfacer las necesidades básicas relativas al agua y se la amplió para incluir requisitos ecológicos también relativos al agua. En un reciente informe de Naciones Unidas (UN 1999) se admitió que todas las personas necesitan acceder a cantidades suficientes de agua potable para beber, para saneamiento e higiene. Hace poco, el Segundo Foro Mundial del Agua y Conferencia Ministerial, celebrado en La Haya en 2000 (véase recuadro) emitió una firme declaración de parte de más de 100 ministros que respaldaron la idea de brindar un renovado énfasis a las necesidades humanas básicas, consideradas como una prioridad para las naciones, organizaciones internacionales y donantes.

Visión 21: objetivos mundiales para el abastecimiento de agua
y saneamiento

Para abordar las cuestiones relativas al abastecimiento de agua y el saneamiento para el mundo en desarrollo, el Consejo de Colaboración para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento (WSSCC, según su sigla en inglés) presentó los siguientes objetivos mundiales en un informe denominado Visión 21, en el Segundo Foro Mundial del Agua, celebrado en La Haya en marzo de 2000:
  • para 2015, reducir a la mitad el porcentaje de personas sin acceso a instalaciones de higiene y saneamiento;
  • para 2015, reducir a la mitad el porcentaje de personas sin acceso al agua potable en cantidades suficientes y asequibles;
  • para 2025, suministrar agua, saneamiento e higiene para todos.

Fuente: WSSCC 2000.

Suministrar a los habitantes de las ciudades servicios de agua potable y saneamiento sigue siendo un desafío particular. Durante la primera mitad del decenio de los noventa, se suministró agua potable a unos 170 millones de habitantes de ciudades de países en desarrollo, y saneamiento adecuado a 70 millones; sin embargo, la repercusión fue limitada porque a fines de 1994, cerca de otros 300 millones de habitantes urbanos aún carecían del suministro de agua potable, mientras que a casi 600 millones les faltaba suficiente saneamiento (CSD 1997b). No obstante, gran parte del éxito de muchos países en desarrollo se relaciona con las inversiones en el tratamiento de aguas residuales en los últimos 30 años, con las «que se ha frenado la disminución de la calidad del agua de superficie, e incluso mejorado» (World Water Council 2000b).

Los costos de las enfermedades relacionadas con el agua

  • En lo que respecta solamente al paludismo, dos mil millones de personas corren el riesgo de contraerlo, 100 millones pueden enfermarse en cualquier momento, y entre 1 y 2 millones mueren cada año por su causa.
  • Cada año ocurren cerca de 4 mil millones de casos de diarrea y 2,2 millones de muertes, lo que equivale a 20 accidentes de aviones jumbo por día.
  • Alrededor del 10 por ciento de la población del mundo en desarrollo está infectada con parásitos intestinales.
  • Cerca de 6 millones de personas quedan ciegas por causa del tracoma.
  • 200 millones de personas están afectadas de esquistosomiasis.

Fuentes: CSD 1997a, WHO y UNICEF 2000.