About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Medidas normativas

Se están tomando medidas mundiales, regionales y nacionales para reducir el aporte de sustancias contaminantes a las aguas marinas. Convenios internacionales como OSPAR, HELCOM y el Plan de Acción para el Mediterráneo (MAP) ofrecen un marco legal vinculante. En las zonas del OSPAR y del Mar Báltico, por ejemplo, se han establecido objetivos para reducir las emisiones, pérdidas y descargas de residuos peligrosos con el fin último de lograr concentraciones cercanas a los valores de base en el caso de sustancias naturales y a cero en el de las sustancias sintéticas para el año 2020 (HELCOM 1998).

Algunos estados tienen dificultades para cumplir con las obligaciones estipuladas en estos convenios, y esto reduce la eficacia de los AMMA regionales, como el MAP y el Convenio del Mar Negro. Los programas de asistencia de estados más ricos podrán representar un papel importante en mejorar tanto la implementación como el cumplimiento de los AMMA regionales y subregionales.

La aplicación de los convenios ha mejorado de manera significativa en algunos países de la Comunidad Económica Europea (CEE), y la introducción de instrumentos económicos ha dado resultados. Por ejemplo, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) ha destinado fondos para el mejoramiento de infraestructura en los países en transición en colaboración con HELCOM. Sin embargo, la lenta transformación de grandes empresas contaminantes propiedad de los gobiernos sigue presentando obstáculos.

La Directiva Marco del Agua adoptada recientemente ofrece un poderoso instrumento para el control de contaminantes, la vigilancia de la captura y de las zonas costeras y el mejoramiento de la calidad del agua para todos los Estados de la UE y los países candidatos a la adhesión.

Un ejemplo reciente de un convenio no vinculante en el ámbito mundial es el Programa de acción mundial para la protección del medio marino frente a las actividades realizadas en tierra. Su aplicación requerirá nuevas formas de colaboración entre gobiernos, organizaciones e instituciones interesadas en las zonas marinas y costeras en todos los niveles: nacional, regional y mundial. Aunque apenas se encuentra en su etapa inicial, son alentadores el interés y el compromiso demostrados por los gobiernos de Europa.

El reto principal de las zonas costeras es la aplicación de la Gestión Integral de las Zonas Costeras, cuyo objetivo es armonizar los diversos y a veces conflictivos usos de la zona costera. En regiones como el Mar Báltico, delimitada por varias naciones independientes, la cooperación transfronteriza e internacional es una condición fundamental.

Peligros y planes de contingencia en caso de derrames de petróleo

Los principios fundamentales de la cooperación internacional en cuanto a preparación y respuesta a los incidentes de contaminación marina se definen en el Protocolo de Emergencia de la Convención de Barcelona. A fin de ayudar a los Estados costeros a ponerlos en práctica, se estableció en Malta en 1976 el Centro Regional Mediterráneo para la Intervención de Urgencia contra la Contaminación Marina Accidental (REMPEC). Desde 1977, el REMPEC ha recopilado sistemáticamente informes sobre incidentes que causan o puedan causar contaminación marina por petróleo. Se registraron alrededor de 311 incidentes entre agosto de 1977 y diciembre de 2000, 156 de los cuales resultaron ser derrames de petróleo. Las operaciones de respuesta a derrames en el Mediterráneo entre 1981 y 2000 fueron llevadas a cabo periódicamente por autoridades nacionales o municipales o por los contratistas para la limpieza de derrames bajo la supervisión de las autoridades. A la fecha, casi 2.000 personas han participado en un programa de capacitación preparado por el REMPEC para ayudar a los estados costeros a desarrollar sus propias capacidades de respuesta en caso de contaminación accidental. El único caso que necesitó asistencia recíproca entre países vecinos (Francia e Italia) fue el derrame del buque petrolero Haven cerca de Génova, en Italia, con la pérdida de 144.000 toneladas de petróleo en 1991.

Fuente: REMPEC 2000.