About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Contaminación

La contaminación es producto principalmente de la descarga de desechos sólidos y aguas residuales municipales e industriales, de las escorrentías de tierras agrícolas y del transporte marítimo (en especial de sustancias peligrosas), así como de la extracción, la refinación y el transporte de petróleo y gas. La capacidad regional para el tratamiento de las aguas residuales es baja; alrededor de 98 por ciento de las aguas residuales domésticas se descarga en el Pacífico Nororiental y 90 por ciento en la región del Gran Caribe sin tratamiento alguno (UNEP 2001).

Capturas de peces (millones de toneladas): América Latina y el Caribe

Las capturas regionales de peces alcanzaron su máximo nivel en 1994 y después disminuyeron bruscamente como resultado de un fuerte episodio de El Niño.

Nota: Incluye pesquerías en tierra, a excepción de moluscos, crustáceos y acuicultura.

Fuente: Recopilación a partir de Fishstat 2001.

Los efectos de los contaminantes derivados de actividades realizadas en tierra son exacerbados en las grandes cuencas y, a su vez, pueden afectar estados distantes. Los efectos transfronterizos de las cuencas de cinco ríos importantes son especialmente notables: Mississippi, Amazonas, de la Plata, Orinoco y Santa Marta. Imágenes satelitales muestran enormes descargas de sedimentos de los ríos costeros y de algunas grandes islas que se desplazan miles de kilómetros a través del océano. Durante un episodio de muerte de peces en las islas Winward, en febrero del año 2000, se detectaron bacterias patológicas que antes sólo habían sido registradas en sistemas continentales de agua dulce (Caribbean Compass 1999). Se sugirió que los agentes patógenos habían sido transportados en los sedimentos producto originados en inundaciones en la cuenca del Orinoco.

El transporte marítimo es una fuente importante de contaminación marina y costera en la región, especialmente por el petróleo que se libera al verter aguas de sentina y lavar los tanques. Otras amenazas producto del transporte marítimo incluyen la descarga de aguas residuales, basura y productos químicos peligrosos, así como la inducción de especies foráneas o invasoras a zonas nuevas al cargar y descargar las aguas de lastre.

Los puertos de la región son el segundo destino más importante de los contenedores de productos procedentes de los Estados Unidos, y el Canal de Panamá es el vínculo principal del comercio marítimo mundial. Entre 1980 y 1990, el transporte marítimo de la región pasó a representar del 3,2 al 3,9 por ciento del comercio mundial y se esperan incrementos significativos como resultado de la liberalización del comercio y la privatización de puertos regionales (UNCTAD 1995). Si no se aplican medidas para contrarrestar los problemas ambientales relacionados con el transporte marítimo, es de esperarse que los mismos empeoren en el futuro.

Las zonas marinas y costeras de América Latina y el Caribe están entre las zonas productoras de petróleo más productivas del mundo. La presión más importante en el medio marino y costero en localidades específicas es el riesgo de derrames de petróleo a causa de la exploración, la producción y los sistemas de distribución de petróleo y gas. El derrame de petróleo más grande del mundo del que se tenga noticia fue el causado por la explosión submarina del pozo Ixtoc en la Sonda de Campeche, México, el 3 de junio de 1979, con un efluente de petróleo que se calcula superior al volumen derramado por el Exxon Valdez. En 1999 y 2001, derrames costeros y rupturas de tuberías importantes en Brasil y Colombia generaron la preocupación activa del público y nuevas restricciones para el control de futuros derrames. Todas las operaciones de exploración de petróleo y gas tienen el potencial de causar serios daños al medio marino y costero como resultado de derrames grandes y pequeños, y de fugas crónicas.