About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Pesquería de salmón del Pacífico Noroccidental

Valor de la captura de salmón en el Pacífico Noroccidental (millones de dólares/año)

El valor de la captura del salmón en América del Norte disminuyó bruscamente desde 1988 como resultado de la reducción de los recursos y los intentos por protegerlos.

Fuente: DFO 2000b, NMFS 2000.

El Pacífico Noroccidental es rico en recursos pesqueros, de los cuales el salmón es de primordial importancia. Históricamente abundante en las aguas costeras e interiores del Pacífico, las migraciones de salmón y la diversidad de especies se han ido reduciendo desde finales del siglo XIX por la construcción de presas (en particular en Estados Unidos), deslizamientos de rocas, gestión deficiente y pesca excesiva (DFO 1999a). A finales del decenio de los ochenta, ambos países impusieron restricciones severas a la explotación de algunas especies de salmón pero, a pesar de éstas y otras medidas, la captura y el valor del salmón disminuyeron significativamente a principios del decenio de los noventa; para 1999, 24 subespecies del salmón de la costa occidental se habían incluido en la Ley de Especies Amenazadas de EE.UU., y Canadá había cerrado o restringido las capturas de algunas especies de salmón en varios de sus principales ríos (Carlisle 1999, TU y TUC 1999).

Agravan el problema las dos fronteras internacionales que separan las aguas de Columbia Británica de las de Alaska y aquellas de la región noroccidental de Estados Unidos (DFO 1999a, TU y TUC 1999). Durante su ciclo de vida, el salmón originario de Estados Unidos viaja por aguas canadienses y viceversa, migración que se ha visto interrumpida por las actividades pesqueras que alientan la captura no sostenible (DFO 1999a). El Tratado sobre el Salmón del Pacífico de 1985 intentó resolver este problema, pero fracasó en 1992 debido a discrepancias. Parece más prometedora la modificación al Tratado hecha en 1999, que se basa en el sostenimiento de las poblaciones silvestres, con costos y beneficios compartidos y pautas comunes para evaluar las poblaciones de peces, ejercer su vigilancia y calificar su desempeño (DFO 1999b, NOAA 1999).

Los efectos combinados de la pesca, del cambio climático (véase el recuadro) y de las condiciones del hábitat motivaron una serie de revisiones del estado de la pesca, la renovación de tratados sobre la pesca y nuevos enfoques a la gestión. Por ejemplo, en 1998, Canadá puso en marcha un programa de ajuste y reconstrucción de la pesca en el Pacífico para conservar y reconstruir las poblaciones de salmón del Pacífico y revitalizar allí la pesca de esa especie. También puso en marcha un enfoque precautorio a la gestión del salmón, lo que resultó en disminuciones significativas de la captura para proteger las poblaciones en riesgo (DFO 1999c). En diciembre del año 2000, Estados Unidos emitió una estrategia federal global de largo plazo para ayudar a restablecer las 14 subespecies de salmón en la Cuenca del Río Columbia incluidas en la Ley de Especies Amenazadas.

Mientras que los países cuyos ingresos dependen del salmón luchan por sobrevivir (véase el gráfico), Canadá y Estados Unidos están tomando medidas adicionales para ayudar a restablecer estas y otras poblaciones de peces silvestres en las aguas marinas y costeras, así como para mejorar y mantener la diversidad biológica mundial. Con la adopción reciente de restricciones se ha logrado mejorar la supervivencia de algunas poblaciones de salmones importantes en el océano, pero aún está por verse si repuntan todas las especies del salmón del Pacífico (DFO 2000a, 2001).

Los efectos del cambio climático en las poblaciones de salmón del Pacífico y otras poblaciones de peces silvestres
Tanto Canadá como Estados Unidos están preocupados por los potenciales efectos del cambio climático sobre las poblaciones de salmón y otras especies de peces silvestres en las aguas costeras y marítimas de América del Norte. Los estudios llevados a cabo por científicos del gobierno de Canadá que simularon los cambios esperados a partir de la duplicación de la carga de CO2 en la atmósfera, indican que el cambio climático resultante virtualmente eliminaría el hábitat del salmón en el Océano Pacífico (NRC 1998). Un estudio del Ministerio de Medio Ambiente de Canadá de 1994 sobre los efectos del cambio climático sobre el salmón del río Fraser reveló que las alteraciones en el régimen del caudal, la temperatura del agua, la hidrología y las escorrentías estacionales intensificarán la competencia entre los usuarios de la cuenca (Glavin 1996). Un reciente estudio de Estados Unidos sobre los efectos del cambio climático indicó que la proyectada disminución de la variación anual en la temperatura del agua en muchos estuarios puede provocar la emigración de diversas especies e incrementar la vulnerabilidad de algunos estuarios a las especies introducidas (US GCRIP 2000).