About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Zonas urbanas: África

A pesar de que la mayoría (62,1 por ciento) de la población africana aún es rural, las tasas de crecimiento urbano, con su casi 4 por ciento anual, son las más rápidas del mundo y casi duplican el promedio mundial (United Nations Population Division 2001). Se pronostica que las tasas de crecimiento llegarán a un promedio del 3,5 por ciento anual durante los próximos 15 años, lo que significa que la proporción de la población urbana de África en el mundo aumentará del 10 al 17 por ciento entre los años 2000 y 2015 (United Nations Population Division 2001).

África del Norte es la subregión más urbanizada, con una población urbana promedio de 54 por ciento, seguida del África Occidental (40 por ciento), África Meridional (39 por ciento), África Central (36 por ciento) y las islas Occidentales del Océano Índico (32 por ciento). La subregión menos urbanizada es África Oriental, en donde apenas el 23 por ciento de la población vive en zonas urbanas (United Nations Population Division 2001). Malawi tiene la tasa de crecimiento urbano más alta de cualquier país de África, que al ser de 6,3 por ciento triplica el registro mundial.

No sólo viven más personas en las ciudades, sino que las ciudades mismas están creciendo cada vez más y haciéndose más numerosas. En la actualidad, hay 43 ciudades en África con poblaciones de más de un millón de habitantes, cifra que se espera aumente hasta casi alcanzar las 70 para el año 2015 (United Nations Population Division 2001).

Población urbana (millones) por subregión: África
Nivel de urbanización (%): África

El gráfico muestra el crecimiento de las poblaciones urbanas en las subregiones africanas desde 1972; el mapa muestra el nivel actual de urbanización como porcentaje de la población total.

Fuente: Recopilación a partir de United Nations Population Division 2001.

La alta tasa de crecimiento urbano en África es el resultado de la migración de zonas rurales a urbanas, del crecimiento de la población y hasta de los conflictos en algunas zonas. La gente abandona las zonas rurales debido a la declinación de la productividad agrícola y a la falta tanto de oportunidades de empleo como de acceso a la infraestructura básica material y social. Las expectativas de un ingreso y un nivel de vida más alto que ofrecen las zonas urbanas en raras ocasiones se hacen realidad, por el contrario, la pobreza urbana se está extendiendo y creciendo. En Moroni, ciudad de las Comoras, el 40 por ciento de la población vive en la pobreza (RFIC 1997), y en África Meridional hasta el 45 por ciento de los hogares urbanos realizan cultivos domésticos o crían ganado en el entorno urbano para complementar su medio de subsistencia (UNDP 1996). Los desastres ambientales y los conflictos también ocasionaron que muchas personas huyeran de las zonas rurales y buscaran refugio en los centros urbanos. En Mozambique, cerca de 4,5 millones de habitantes rurales fueron desplazados a zonas urbanas debido a la pugna civil del decenio de los años ochenta (Chenje 2000), en tanto que el asentamiento más grande de Sierra Leona es un campo de refugiados (UNCHS 2001b).

Iniciativas de mejoramiento urbano
  • Desde 1985 se ha realizado una serie de proyectos de mejoramiento urbano en Ghana, uno de los esfuerzos de mayor envergadura en África. Para el año 2000 éstos habían mejorado la infraestructura y los servicios de casi medio millón de habitantes de cinco ciudades (United Nations Population Division 2001).
  • Ciudades más Seguras de Dar es Salaam es un programa iniciado por ONG y organizaciones comunitarias en 1998 para crear conciencia y aumentar la capacidad en la prevención del delito. Entre sus actividades se encuentran la creación de empleos, la organización de grupos de seguridad comunitarios y el análisis de las estadísticas de delitos. El programa ya se ha instituido también en Abidján, Antananarivo, Dakar, Durban, Johannesburgo y Yaoundé (UNCH 2001b).
  • En 1997 Sudáfrica construyó más de 200 unidades de vivienda de bajo costo con características favorables al medio ambiente, tales como inodoros de doble flujo y un diseño de utilización pasiva de energía solar con el fin de minimizar la energía necesaria para los sistemas de refrigeración y calefacción. Las unidades inicialmente albergaron a los atletas que compitieron en los All Africa Games y posteriormente se asignaron a residentes de Alejandría, uno de los barrios marginales más pobres de Johannesburgo (Everatt 1999).

Debido al lento crecimiento económico de muchos países africanos, la falta de políticas de desarrollo concretas y un número cada vez mayor de pequeños hogares, el desarrollo de la infraestructura no ha podido alcanzar el ritmo de la apremiante necesidad de albergue y servicios para las crecientes poblaciones urbanas. Como consecuencia, muchas ciudades africanas tienen un número cada vez mayor de asentamientos irregulares sobrepoblados o barrios precarios, caracterizados por viviendas inadecuadas y deficiente infraestructura, como caminos, alumbrado público, abastecimiento de agua, servicios sanitarios y de manejo de desechos. A menudo estos asentamientos se desarrollan en ambientes frágiles, tales como laderas escarpadas, vías de drenaje natural y zonas vulnerables a las inundaciones. El diseño inadecuado de la vivienda y de los asentamientos también puede contribuir a reducir la seguridad e incrementar el nivel de delitos en las ciudades africanas (Shaw y Louw 1998).

Los gobiernos y las autoridades han intentado satisfacer la demanda de vivienda y servicios aumentando la construcción. Por ejemplo, Sudáfrica ha creado más de un millón de viviendas de bajo costo durante los últimos seis años (DoH South Africa 2000). Sin embargo, la falta de conciencia sobre prácticas de construcción con uso eficiente de los recursos ha originado la utilización excesiva de recursos naturales y generado el desecho de grandes cantidades de material que en raras ocasiones se recicla (Macozoma 2000). Además, los nuevos asentamientos se han establecido principalmente en tierras libres en la periferia urbana, en lugar de ocupar tierras poco aprovechadas dentro de las ciudades, lo que exige la expansión de la infraestructura, en lugar de un uso más intensivo de las redes existentes. Ahora, en cambio, la atención se concentra en la planeación integrada del desarrollo y en algunos países se están elaborando políticas en apoyo a la construcción de viviendas ecológicamente sostenibles.

Los temas ambientales clave en las zonas urbanas de África se relacionan con la provisión de servicios para el manejo de desechos, el abastecimiento de agua y de servicios sanitarios, y con la contaminación atmosférica urbana.