About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Manejo de desechos

Población urbana (millones) con y sin abastecimiento de agua y servicios sanitarios mejorados: Asia y el Pacífico

Para el año 2000, el abastecimiento mejorado de agua alcanzó al 95 por ciento de la población urbana, proporción mayor que la que se benefició con servicios sanitarios mejorados (65 por ciento).

Nota: Se tiene información sobre más países en el año 2000 que en 1990, razón por la que el mejoramiento parece exagerado.

Fuente: Recopilación a partir de WHO y UNICEF 2000.

Una parte importante de los desechos sólidos generados en los centros urbanos no es recolectada, pues se deposita en las aguas superficiales y lotes baldíos o bien, se quema en las calles. Este problema ha empeorado en los últimos 30 años. En general, los desechos recolectados se tiran en vertederos abiertos, muchos de los cuales no se operan de manera adecuada ni reciben el mantenimiento conveniente, constituyendo una amenaza grave para la salud pública. Sólo unas pocas ciudades asiáticas como Hong Kong y Singapur y las de Australia, Japón y Nueva Zelandia tienen instalaciones adecuadas para la eliminación de desechos sólidos. Sin embargo, también estas ciudades tienen problemas para manejar los crecientes volúmenes de desechos (ADB 2001).

A mediados de los años noventa Metro Manila generó 6.300 toneladas de desechos sólidos diarios, pero sus vertederos sólo tenían capacidad para un poco más de la mitad de esa cantidad (ADB 1996). La isla de Kiribati tiene graves problemas debido a la densidad de la población ocasionada por la emigración interna y además tiene poca tierra para eliminación de desechos. Al igual que en muchas islas de atolón, los desechos sólidos se descargan en las aguas costeras.

Pueden surgir graves problemas de salud y ambientales como consecuencia de una eliminación inapropiada de los desechos. En las Islas del Pacífico el agua dulce es escasa y los métodos para eliminación de desechos sólidos que contaminan el agua son una fuente frecuente de enfermedades intestinales, así como de infecciones de oídos y ojos. En India, se atribuyó un brote de peste bubónica en 1994 a la eliminación inadecuada de desechos sólidos (Tysmans 1996)

La eliminación y tratamiento de desechos industriales, tóxicos y peligrosos también causa serios problemas. El vertido de desechos peligrosos es una práctica común en Asia Meridional y Sudoriental. Países como Bangladesh, India y Pakistán se han convertido en espacios de vertederos para importantes cantidades de desechos peligrosos provenientes de países industrializados y ahora enfrentan cada vez más protestas por la contaminación derivada de tales desechos.

Un gran número de interesados directos participa en las políticas y estrategias nacionales para el manejo de desechos. Los servicios de manejo de desechos se han privatizado en países como Japón, República de Corea, Malasia y Tailandia, medida que parece ser un medio efectivo para mejorarlos al tiempo que genera más empleos. No obstante, una gran parte de los desechos proviene de pequeños productores, a quienes es difícil atender con los métodos tradicionales.

Transporte sostenible en Singapur

Con una superficie total de 650 km2 y una población de 4,1 millones, Singapur ha enfrentado retos graves relativos a su espacio limitado y su alta densidad de población, al diseñar su sistema de tránsito. El sistema de transporte público de Singapur es una combinación de autobuses, líneas de Transporte Rápido Colectivo, líneas de transporte semicolectivo rápido y taxis, que actualmente cubre 5 de los 7 millones de viajes que se realizan cada día, siendo que 3 millones se efectúan en autobuses, 1 millón en el Transporte Rápido Colectivo y otro millón en taxis.

Singapur ha instituido un estricto sistema de asignación de cuotas para los vehículos, bajo el cual se debe adquirir un certificado antes de proceder a su registro. Esta medida permite al gobierno restringir el aumento en el número de vehículos. Un sistema electrónico de peaje aplica un cargo a los automóviles en horas pico, lo que fomenta el uso del transporte público entre los conductores de automóviles, o los obliga a tomar caminos menos transitados. Los centros de inspección vehicular realizan pruebas obligatorias a los automóviles de más de tres años de antigüedad y sobre las emanaciones de los escapes para garantizar que cumplan con los límites establecidos por el Ministerio del Medio Ambiente. El gobierno también ha introducido incentivos fiscales para promover el uso de vehículos eléctricos e híbridos.

Fuente: Swee Say 2001.