About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Desastres: África

Los sucesos hidrometeorológicos extremos tales como las inundaciones y las sequías son comunes en la totalidad de África, mientras que los geofísicos, como los terremotos, ocurren predominantemente en África del Norte, a lo largo de la cadena montañosa del Atlas, y en el valle africano del Rift, que experimenta también actividad volcánica. La Oscilación Meridional El Niño causa alteraciones climáticas significativas en la mayor parte de África, ya sea induciendo sequías o inundaciones o aumentando las temperaturas del mar, efecto que produce ciclones.

Esos sucesos naturales se convierten en desastres cuando afectan a grandes números de personas o a infraestructura, como sucedió durante los últimos 30 años debido a las elevadas tasas de crecimiento demográfico, especialmente en los centros urbanos y las zonas propensas a las sequías; el 34 por ciento de la población africana vive en zonas áridas en contraste con sólo el 2 por ciento de la población europea (Findlay 1996).

Entre las repercusiones de los desastres cabe mencionar la pérdida de vidas y medios de subsistencia, daños a la infraestructura y las comunicaciones, la interrupción de las actividades económicas y un riesgo mayor de brotes de enfermedades. En muchos lugares, esos efectos se agravan por la pobreza, la marginalización y el hacinamiento. Las infraestructuras inadecuadas, viejas y deterioradas aunadas a la falta de seguridad económica para sobrellevar épocas de privaciones, también ponen en peligro las capacidades de las personas para hacer frente a los desastres y, por ende, magnifican los efectos de los mismos. Cada vez preocupa más el hecho de que la frecuencia y severidad de los desastres están aumentando en un momento en que los sistemas de alerta temprana son inadecuados y la gestión de actividades en casos de desastre es débil (DMC 2000).