About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Medidas en caso de desastre

Los países asiáticos están en diferentes etapas de desarrollo institucional con respecto a la reducción de desastres. Algunos, como Japón, cuentan con un sistema arraigado de gestión de actividades en casos de desastre. Estimulados por el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (DIRDN), otros países (tales como Viet Nam, véase el cuadro) han fortalecido los marcos existentes o han formulado otros nuevos (UNESCAP y ADB 1995).

A pesar de los logros recientes, todavía falta adoptar medidas y acciones significativas a nivel regional y nacional para reducir los riesgos y las pérdidas que provocan los desastres, a saber:

  • el impacto de la degradación ambiental debe examinarse; es de suma importancia aumentar la concientización de los gobiernos y personas sobre los peligros de la degradación ambiental;
  • debe detenerse la deforestación;
  • deben fortalecerse las medidas de mitigación y preparación ya emprendidas;
  • se necesitan acciones para reducir los niveles de pobreza con el propósito de mantener la base de recursos y proteger la diversidad biológica, y
  • el desarrollo rural es un requisito esencial para disminuir la migración de las personas a las ciudades y zonas costeras.

Estar preparados: el programa vietnamita para la reducción de desastres

Viet Nam cuenta con una larga tradición de mitigación de los efectos de los desastres. Cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el decenio de los noventa como el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, Viet Nam respondió organizando un Comité Nacional y fortaleciendo la función que su Comité Central para el Control de Inundaciones y Tormentas desempeña en la mitigación de los efectos de los desastres. Dicho Comité elaboró programas, planes y medidas para la reducción de desastres en coordinación con otras organizaciones pertinentes, dirigió la implementación de actividades relativas a la mitigación de los efectos de los desastres y coordinó acciones con organizaciones internacionales competentes en la materia.

A fines del decenio de los noventa, Viet Nam vivió una serie de sucesos extremos, entre los que cabe mencionar el tifón Linda (1997) en la zona costera del sur. Aunque las pérdidas humanas y económicas fueron trágicas, los organismos en todos los niveles fortalecieron sus capacidades de investigación y rescate, lo que trajo como resultado decenas de miles de evacuaciones. Más de 5.000 personas se salvaron gracias a esas operaciones. Una vez que el tifón amainó, el gobierno proporcionó asistencia a las comunidades pesqueras locales. Como consecuencia de ese y otros desastres, el gobierno tomó decisiones en materia de políticas para cada región del país, por ejemplo, mejorar la resistencia a las inundaciones y proteger las zonas pobladas por medio del fortalecimiento del sistema de diques y estructuras para desviar las inundaciones en el norte de Viet Nam, políticas para prevenir y atenuar el daño de las inundaciones en Viet Nam central, y la política del delta del río Mekong, que se diseñó con el objetivo de preparar medidas para vivir con las inundaciones y reducir al mínimo los daños que provocan.

En reconocimiento a esos logros, las Naciones Unidas concedieron a Viet Nam el Certificado de Distinción por la Reducción de Desastres el 11 de octubre de 2000, Día Internacional para la Reducción de Desastres.

Source: UNEP 2001