About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Alerta temprana

Una de las respuestas más efectivas ante la vulnerabilidad humana al cambio ambiental es el fortalecimiento de los mecanismos de alerta temprana. Si la alerta se recibe a tiempo se pueden tomar muchas medidas para proteger la vida y la propiedad. Si bien algunas amenazas son impredecibles, debido a su propia naturaleza, muchas de las que provienen de la degradación ambiental y la gestión ineficiente del medio ambiente, así como de las actividades humanas, ahora se pueden anticipar con cierta precisión. La capacidad de alerta temprana está aumentando constantemente gracias a los avances tecnológicos en la observación, evaluación y comunicación de los fenómenos ambientales. Algunos ejemplos son los sistemas de alerta temprana de ciclones que se han establecido en India y Mauricio.

Ventajas de la previsión: pronóstico de El Niño
El pronóstico de los fenómenos relacionados con El Niño pueden ayudar a los países en su planificación estratégica con el objeto de garantizar la seguridad en sectores como la agricultura, la pesca, el manejo de los recursos hídricos, el control de inundaciones y el suministro de energía, reduciendo así la vulnerabilidad de las personas y el país. El conjunto Océano Atmosférico Tropical (TAO por sus siglas en inglés) de boyas de observación, que toman mediciones de la temperatura de la superficie del mar, ayuda a proporcionar el primer indicio del fenómeno de El Niño con una anticipación de entre seis y nueve meses. Varias instituciones de Perú, entre ellas el Instituto Geofísico, están colaborando para mejorar las predicciones del fenómeno El Niño utilizando el modelaje estadístico. Dichos pronósticos de precipitaciones y fenómenos de frío y calor han ayudado a los agricultores a planear el mejor aprovechamiento de los recursos hídricos para la irrigación y a los pescadores a anticiparse a las variaciones en la población de peces. Los pronósticos para la siguiente temporada de lluvias se emiten en Perú cada mes de noviembre, después de lo cual los representantes de los agricultores y funcionarios gubernamentales se reúnen para decidir la combinación apropiada de cultivos que plantarán. Un pronóstico del tiempo con indicios de que se avecina El Niño implicará recomendaciones para plantar cultivos a los que les favorecen las condiciones húmedas, como el arroz, y evitar aquellos más propicios en climas más secos. Australia, Brasil, Etiopía e India son algunos de los países que han seguido iniciativas similares.

Fuente: NOAA/PMEL/TAO 1998, IOC 1998, CNA Peru 2001.

Por definición, una alerta temprana es un aviso urgente de un peligro inminente (ISDR Secretariat 2001). Es necesario emprender tanto alertas rápidas sobre la aparición de una amenaza de desastre inminente, como tormentas tropicales e inundaciones, así como alertas prolongadas con el fin de poder difundir información sobre desastres que se pueden presentar con el tiempo, como hambrunas o sequías.

Al término «alerta temprana» a menudo se le da el significado de «predicción» cuando en realidad muchos sucesos que representan una amenaza son impredecibles. La alerta temprana simplemente significa que un suceso es inminente y que es el momento de escapar de éste o tomar las medidas necesarias para contrarrestarlo. La información de la alerta temprana se puede producir en el contexto de un proceso de evaluación de la vulnerabilidad más amplio, que incluye la producción y difusión de información sobre pronósticos, así como la consideración de dicha información en las decisiones del usuario.

Para que sea efectivo, un sistema de alerta temprana debe tener la capacidad de estimular una respuesta oportuna antes de que se presente el suceso. Debe identificar los usuarios de la información de la alerta temprana y cuál es la forma más eficiente de llevarles información veraz con el fin de apoyar su capacidad de toma de decisiones. Por lo tanto, debe traducir los datos relevantes en indicadores de alerta temprana que los responsables de la toma de decisiones puedan interpretar y utilizar fácilmente.

Fundamentalmente, el factor más importante que llevará a los gobiernos a incorporar el uso de la información y los sistemas de alerta temprana en la toma de decisiones es la voluntad política para invertir en sistemas de respuesta, tanto en el ámbito nacional como en el internacional (Buchanan-Smith 2001). Un ejemplo de un sistema de alerta temprana en funcionamiento que ha generado este tipo de respuesta es el Sistema de Alerta Temprana de Hambruna en África (FEWS) (véase el recuadro).

Red de Sistemas de Alerta Temprana de Hambruna (FEWS NET)

Pronóstico de precipitaciones a diez días del tipo de los que proporciona el FEWS; esta imagen correspondió al periodo transcurrido entre el 1 y 10 de marzo de 2002.

Fuente: NOAA 2002.

FEWS NET es un proyecto de cooperación financiado por USAID (Organismo de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) destinado a mejorar la seguridad alimentaria en 17 países de África propensos a la sequía, mediante redes de seguridad alimentaria y planes de respuesta específicos para África cuya finalidad es reducir la vulnerabilidad de las poblaciones en riesgo. FEWS NET, con programación hasta 2005, es el sucesor de FEWS, que comenzó a operar en 1985. Su propósito es reforzar la capacidad de los países africanos y organizaciones regionales para controlar las amenazas a la seguridad alimentaria proporcionando una alerta temprana e información sobre la vulnerabilidad. Entre los logros se encuentran:

  • una colaboración estrecha con las organizaciones y gobiernos de la región para elaborar planes de contingencia y respuesta para El Niño en 1997;
  • colaboración en el patrocinio de pronósticos de precipitaciones estacionales con difusión fácilmente accesible a los usuarios;
  • avances en la interpretación de las imágenes satelitales a través de los asociados a FEWS NET;
  • pronósticos sobre la calidad de las cosechas en el Sahel;
  • fortalecimiento de la capacidad, apoyando con meteorólogos de FEWS NET/USGS a los centros especializados de Nairobi (Kenya), Harare (Zimbabwe) y Niamey (Níger);
  • alerta temprana de una inminente crisis alimentaria en Etiopía en 2000;
  • participación activa en sistemas nacionales e instituciones regionales para desarrollar metodologías comunes que evalúen la vulnerabilidad;
  • énfasis en la protección de los medios de subsistencia mediante la combinación de programas a corto y largo plazos, y medidas de intervención;
  • exploración de los vínculos entre el estrés ambiental, la seguridad alimentaria y los conflictos, y
  • colaboración con los gobiernos y sus asociados para reducir el tiempo entre una alerta temprana y la respuesta.

Fuente: FEWS 2002.