About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Marcos de colaboración

El fortalecimiento de las instituciones de gobierno en todos los niveles es decisivo para lograr las metas acordadas. A nivel mundial, dichas instituciones incluyen las organizaciones pertenecientes a las Naciones Unidas y las instituciones de Bretton Woods, que ponen en marcha nuevos esfuerzos de reforma o impulsan los existentes. Los acuerdos multilaterales vigentes sobre el medio ambiente cobran nueva fuerza, mientras que se ratifican los protocolos existentes, como los relativos al clima y a la seguridad de la biotecnología.

Como complemento de este impulso están los esfuerzos a nivel regional para incrementar los mecanismos entre las regiones y dentro de cada una de ellas, de forma de hacerlos más eficientes. Esos esfuerzos son fomentados por una serie de reuniones regionales, que reúnen a estados nación y a entidades regionales y subregionales. La más notoria es celebrada en África a instancias de la recién formada Unión Africana, y se plasma en la Carta del Milenio de África para el Desarrollo Sostenible.

Desde luego, los esfuerzos regionales y mundiales requieren medidas a nivel nacional. Además, las intenciones expresadas en los más altos niveles necesitan traducirse en metas y acciones convincentes que se pongan en marcha en los ámbitos nacional y subnacional. Para ello se requiere que las naciones confíen más, y deleguen más autoridad, en los ministerios orientados a las políticas sociales y ambientales.

«Se entiende que se necesitarán cambios significativos en los sistemas sociales y económicos para lograr los objetivos establecidos y que dichos cambios tomarán tiempo».

Se entiende que se necesitarán cambios significativos en los sistemas sociales y económicos para lograr los objetivos establecidos y que dichos cambios tomarán tiempo. Se deben tomar medidas en muchos niveles distintos. Destacan ciertas áreas en las que las naciones deben colaborar tanto con instituciones mundiales como entre sí, a saber: problemas ecológicos mundiales como el agotamiento del ozono estratosférico, el cambio climático, la pérdida de diversidad biológica y el transporte a larga distancia de contaminantes orgánicos persistentes. Quizás más importantes aún porque son el origen de estas preocupaciones ecológicas sean las cuestiones económicas, como el comercio y la deuda externa. El desarrollo y la transferencia de tecnología (en particular en las áreas de la información y comunicación, la biotecnología y la utilización de la energía), así como el mantenimiento de los derechos de propiedad intelectual se incluyen también en la agenda conjunta. Otras cuestiones que exigen atención son los procesos migratorios, la seguridad y el uso compartido de recursos comunes, por ejemplo, los océanos, las regiones polares y el espacio.