About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

. y una reorientación de las acciones

En muchas regiones se emprenden acciones para preservar los principales sitios críticos de diversidad biológica. En Europa y América del Norte, se hacen grandes esfuerzos para establecer redes de gran escala de zonas protegidas y corredores verdes. Algunas de las actividades más importantes tienen que ver con la gestión de recursos comunes. La pesca marítima recibe gran atención. Por esta y otras razones, se da un reconocimiento cada vez mayor a las regiones altas del Ártico y el continente de la Antártida como parte del patrimonio mundial común. Una revisión fundamental del régimen jurídico de la región antártica pone el ejemplo para hacer lo propio con la región ártica, donde los grupos indígenas desempeñan un papel importante, como individuos y mediante el Consejo del Ártico. Se acepta de manera generalizada que las regiones polares se deben mantener como un lugar aparte, con reglas especiales para las actividades humanas.

La cooperación en estos y otros asuntos también propicia que se tomen medidas para aliviar las tensiones que ocasionan muchos conflictos actuales. Algunas veces estos conflictos y su repercusión en otras regiones propician la formación de coaliciones amplias. La naturaleza cambiante de las amenazas a la seguridad, como lo demuestra la primera parte del siglo y las presiones de las empresas y otros grupos con fuertes lazos transnacionales, impulsan a las naciones a realizar esfuerzos cada vez más multilaterales en muchas cuestiones. En otros momentos, la solución y la capacidad para evitar conflictos son el resultado de redes y políticas que se han establecido para otros fines. Por ejemplo, conforme las fronteras se abren más y la responsabilidad se transfiere del estado nación, hacia abajo, a niveles más locales, o hacia arriba, a niveles multinacionales, muchas controversias en los países y en las zonas fronterizas de varias regiones se suavizan o desaparecen por completo.

«Lo nuevo en el debate actual es la disposición de las personas a reflexionar sobre los aspectos positivos y negativos de sus acciones y legados, así como sobre los de otras culturas».

Detrás de muchos de estos cambios encontramos políticas para promover la transparencia y la rendición de cuentas. Estas políticas incluyen un mayor número de requerimientos de certificación y etiquetado mejorados, que a menudo se basan en la labor iniciada por la industria. El Consejo de Certificación Forestal, el Observatorio Mundial de Bosques y el Consejo de Administración del Mar despliegan esfuerzos similares ocupándose de otros recursos. A su vez, estos esfuerzos influyen en otras áreas de política, como el comercio, la deuda externa y la aplicación de acuerdos multilaterales sobre el medio ambiente. En el mundo en desarrollo, se lleva a cabo un programa de inversión de gran alcance cuyo objetivo es fortalecer las capacidades de los gobiernos, las empresas (en especial las pequeñas y medianas), las ONG y las comunidades locales para que generen información, tengan acceso a ella y la usen. Estos cambios tienen como resultado el aumento de la vigilancia y la comunicación. Como ocurre en cualquier otro sector empresarial, los medios de comunicación comerciales han dejado de centrarse únicamente en las utilidades y ahora quieren tener un papel más amplio en la sociedad.

También hay cambios fundamentales en lo que respecta a la medición, el análisis y la presentación de la información que se usa para evaluar el desarrollo. Las cifras agregadas que ocultan discrepancias, por ejemplo, entre géneros y grupos sociales, o entre zonas urbanas y rurales, dejan lugar a la recopilación y la presentación de información más desglosada. La evolución continua del Sistema de Cuentas Nacionales de la Naciones Unidas pone de manifiesto los cambios, en especial, el desplazamiento del Producto Interno Bruto como principal indicador de desarrollo. Los indicadores ambientales, económicos y sociales realmente reflejan los avances en todos los niveles, empresarial, nacional, regional y mundial, lo que permite a los ciudadanos estar mejor informados para buscar el cambio. Ahora las tecnologías desempeñan un importante papel, como catalizadoras de muchos de estos cambios y también en respuesta a ellos.

Los adelantos en las tecnologías de la información y comunicación permiten que los grupos se relacionen entre sí y aprendan unos de otros, no sólo al intercambiar casos de éxito, sino también al exponer conductas, ya sea legales o ilegales, reales o planeadas, que son motivo de preocupación. Estas tecnologías también adquieren mayor importancia instrumental en la coordinación de actividades sociales, políticas y económicas. Son el medio natural para crear una nueva conciencia, pues otorgan inmediatez y unidad a un movimiento diverso y plural.

Las nuevas tecnologías tienen un papel fundamental en los avances para alcanzar las metas establecidas. Entre ellos se cuentan las mejoras en el uso eficiente de la energía y el agua, la desalinización y la tecnologías y tratamientos médicos. Estos grandes progresos se relacionan estrechamente con adelantos en las áreas de nanotecnología y biotecnología. Los gobiernos, las empresas y otra organizaciones privadas fomentan gran parte del desarrollo tecnológico, no sólo mediante la inversión directa en investigación y desarrollo, sino también mediante el otorgamiento de premios valiosos a los nuevos avances.

En las áreas de biotecnología e ingeniería genética, se tiene un sólida percepción de los problemas potenciales relacionados con la bioseguridad, el bioterrorismo y las inquietudes de índole moral. Asimismo, la biotecnología se relaciona cada vez más con la investigación sobre diversidad biológica dentro las regiones. Los temores relativos a la ingeniería genética siguen siendo grandes, pero se alivian un poco porque los avances en este campo adquieren un perfil más regional en lo que se refiere tanto a los autores y los beneficiarios de la investigación como a las materias primas usadas en los procesos. Estudios cuidadosamente controlados en muchas regiones, entre ellas, Asia y el Pacífico, Asia Occidental, América Latina y el Caribe, y África, ponen de relieve el uso de recursos endémicos.

Empresas pequeñas y grandes, en asociación con ONG, ofrecen un valioso apoyo para el establecimiento de normas y lineamientos, transferencia de tecnología y programas de asesoramiento. También asumen una mayor responsabilidad respecto al ciclo de vida completo de los proyectos y productos. Esto incluye no sólo actividades relacionadas con la práctica normal, sino también aquellas relacionadas con el desarrollo de infraestructura, la recuperación de desechos con posterioridad al consumo, la creación de capacidad y la preparación de los empleados y las comunidades para periodos de transición, por ejemplo, cuando los proyectos finalizan o las operaciones se trasladan a otra localidad.