About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Presión sobre la población

De las diferentes hipótesis se derivan importantes consecuencias para la satisfacción de las necesidades humanas básicas que se relacionan con efectos ambientales de mayor envergadura. A largo plazo, el cambio climático en el planeta puede tener un marcado impacto en la disponibilidad de agua dulce en un lugar. Mientras tanto, la población en crecimiento y la mayor actividad económica, particularmente en la agricultura, provocan una mayor demanda de agua dulce en la mayoría de las hipótesis.

Las permutaciones en estas presiones determinan las zonas y poblaciones que enfrentan retos más serios para satisfacer sus necesidades. Con excepción de América del Norte y Europa estos desafíos aumentan en todas las hipótesis, junto con una tendencia hacia un estrés hídrico más extremo (véanse los diagramas). Las diferencias en las acciones políticas, como las reformas a la fijación de los precios del agua y cambios en los subsidios, así como mejoras técnicas, pueden tener un fuerte efecto en la dimensión de estos retos. La capacidad para enfrentarlos constituye un reflejo de políticas sociales y económicas más amplias.

Ecosistemas afectados por la expansión de la infraestructura en 2002

La demanda humana de recursos continuará teniendo un costo cada vez mayor para la diversidad biológica. El impacto producido por el aprovechamiento de la tierra en la mayoría de los casos se asocia con la infraestructura existente. En la hipótesis de «Los mercados primero» la diversidad biológica se encontrará amenazada en casi el 72 por ciento de la superficie de tierras para el año 2032. La situación es de particular gravedad en Asia Sudoriental, la cuenca del Congo y también en parte del Amazonas. Sin embargo, el fenómeno se puede percibir en todos los continentes y ecosistemas terrestres, con excepción de las regiones tropicales y desiertos polares. Un 48 por ciento está convertido directamente en tierra agrícola, plantaciones y zonas edificadas, en comparación con el 22 por ciento de la actualidad, hecho que sugiere un agotamiento extendido de la diversidad biológica. Hasta la hipótesis de «La sostenibilidad primero» sugiere una pérdida continua de diversidad biológica en casi el 56 por ciento de la superficie de tierras para 2032.

Fuente: GLOBIO (véase el apéndice técnico).


Cambios en presiones seleccionadas sobre los ecosistemas naturales, de 2002 a 2032

El mapa muestra el efecto combinado de la pérdida de hábitat y la disminución de su calidad. La hipótesis «La seguridad primero» muestra la conversión en una superficie considerable de zona natural en zona agrícola. Para 2032 esta conversión se encuentra en plena actividad, especialmente en el hemisferio sur. La hipótesis «Los mercados primero» muestra una marcada disminución en la calidad de la naturaleza de casi todas las regiones. En algunas de ellas se detiene la producción de las tierras agrícolas y supuestamente se vuelven a convertir en zonas naturales. Sin embargo, en lo que a diversidad biológica se refiere, esta tierra reconvertida tiene poca calidad en las primeras décadas o un tiempo aún mayor. Las hipótesis de «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero» muestran resultados comparables en sus periodos respectivos. No obstante, las tendencias para el año 2032 son diferentes, ya que la hipótesis de «La sostenibilidad primero» se acerca a una marcada disminución de las presiones.

Nota
Estos mapas muestran el cambio en la presión entre 2002 y 2032, en relación con la situación de 2002. En los diagramas de barras de las regiones se muestra el desarrollo de la situación de la diversidad biológica en términos absolutos. Por ejemplo, el aumento de las presiones en Australia y Nueva Zelandia es importante en términos relativos debido a que las presiones en 2002 son pequeñas. En Asia Occidental sucede lo contrario.

Fuente: IMAGE 2.2 (véase el apéndice técnico).


Población que habita zonas con un grave estrés hídrico (%)

Cuando se extrae más del 40 por ciento de los recursos hídricos renovables de una cuenca fluvial para destinarlo a consumo humano, se considera que la cuenca fluvial está sometida a un grave estrés hídrico.

Fuente: WaterGAP 2.1 (véase el apéndice técnico)

Referencias
para los
diagramas

En las hipótesis de «Los mercados primero» y «La seguridad primero» el número de personas que viven en zonas con grave estrés hídrico aumenta tanto en términos absolutos como relativos en casi todas las partes del mundo. Estos aumentos se deben en parte al continuo crecimiento de la población en zonas con grave estrés hídrico y en parte debido a que nuevas zonas comienzan a sufrir grave estrés hídrico (principalmente grandes superficies de África, América del Norte, América Latina y Europa). La situación es diferente en las hipótesis de «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero». En la mayor parte de las regiones la zona real con grave estrés hídrico sigue siendo más o menos la misma o hasta llega a reducirse, gracias a la estabilización o reducción de la extracción de agua, particularmente para la irrigación. Estas acciones darán como resultado pocos cambios en la proporción general de personas que viven en zonas con grave estrés hídrico para el año 2032. Sin embargo, el número absoluto de personas que viven en regiones con grave estrés hídrico aumenta significativamente en el mundo en desarrollo.

Número de personas que habitan zonas con un grave estrés hídrico (millones)

Todos los gráficos circulares muestran los efectos totales en la región. El gráfico circular superior izquierdo indica la situación actual, el tamaño relativo de los otros refleja la magnitud de las repercusiones para 2032 según las cuatro hipótesis.

Fuente: WaterGAP 2.1 (véase el apéndice técnico).

Población que vive con hambre (millones de personas)

Todos los gráficos circulares muestran los efectos totales en la región. El gráfico circular superior izquierdo indica la situación actual, el tamaño relativo de los otros refleja la magnitud de las repercusiones para 2032 según las cuatro hipótesis.

Fuente: PoleStar (véase el apéndice técnico).


Población que vive con hambre (%)

En el mundo de «Los mercados primero», a pesar de que de ninguna manera se persigue la igualdad, se reducirá el porcentaje de la población que vive en la pobreza y, por consiguiente, con hambre. Pero en algunas regiones, principalmente en África, este hecho no contrarresta el crecimiento de la población. Las acciones comprometidas para lograr metas sociales podrían retrotraer los niveles de hambre a los establecidos como objetivos mundiales en la Declaración del Milenio.

Fuente: PoleStar (véase el apéndice técnico).

De igual modo, la dimensión de la demanda de alimentos y la capacidad para satisfacerla en las diferentes hipótesis refleja una combinación de los cambios en la oferta y la demanda, que puede recibir la influencia de políticas sociales, ambientales y económicas. En un mundo bajo la hipótesis de «Los mercados primero», aún con una disminución en el porcentaje de la población que sufre hambre, el número total afectado cambia relativamente poco y hasta llega a aumentar en algunas regiones a medida que crece la población (véanse los diagramas). En «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero», la reducción del hambre como meta clave, y el énfasis en un desarrollo más equilibrado entre las distintas regiones ayudan a reducir de manera notable tanto los porcentajes como el número total de personas afectadas. El marcado aumento previsto para todas las regiones en la hipótesis «La seguridad primero» señala la falta de sostenibilidad de dicha hipótesis en lo que a aceptación social se refiere.