About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

Emisiones y uso de la tierra: cambios decisivos

Referencias
para los
diagramas
Emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía: Europa (en millones de toneladas de carbono)

En tres de las cuatro hipótesis, aumentan las emisiones totales de dióxido de carbono en Europa, lo que disminuye las posibilidades de llegar a controlar el clima. «Las políticas primero» presentan un mundo en el que se puede alcanzar el objetivo de más corto plazo establecido en el Protocolo de Kioto, lo que ciertamente no sucede en «Los mercados primero» o «La seguridad primero».

Fuente: IMAGE 2.2 (véase el apéndice técnico).

Estos cambios en el uso de energía, junto con las variaciones en el uso de combustible, se reflejan en las emisiones de gases, principalmente en las de dióxido de carbono (véase el diagrama). Hay algunas diferencias sorprendentes entre las hipótesis y las subregiones. Según la hipótesis de «Los mercados primero» el crecimiento en las emisiones es significativo en todas las regiones, siendo el transporte el principal responsable. Las dificultades económicas que la hipótesis de «La seguridad primero» plantea para Europa Oriental provocan un nivel de emisiones casi igual al de la hipótesis de «Las políticas primero», con la diferencia de que en este último caso acciones políticas más anticipatorias estimulan un mejor uso de la energía y un cambio a combustibles que no contienen carbono. En una situación planteada en la hipótesis de «La sostenibilidad primero», las acciones políticas enérgicas y los cambios en los estilos de vida, como la voluntad de más personas a cambiar su medio de transporte individual por el público, dan como resultado importantes reducciones, con lo que se anuncia un viraje decisivo en la lucha por reducir el cambio climático provocado por las actividades humanas.

El cambio en el uso de la tierra en Europa se ve afectado por las decisiones en torno a la planificación del espacio incluidas en las políticas de desarrollo y transporte. También recibe la influencia de la evolución de la política agrícola, que contempla cambios en los regímenes comerciales agrícolas y la reforma de la Política Agrícola Común (PAC). En «Los mercados primero» el área edificada crece con el tiempo en Europa Occidental (véase más abajo). Por otro lado, la disminución de la población provoca una estabilización o una modesta reducción en el área edificada total en la hipótesis de «Los mercados primero», y en toda la región en las hipótesis de «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero», en donde ya hay asentamientos compactos que se combinan con una pauta de crecimiento de población más baja, lo que reduce la necesidad de expandir las zonas edificadas. En «La seguridad primero» el aumento de la población y el mayor número de asentamientos en expansión provocan un crecimiento considerable de zonas edificadas en Europa Occidental, pero poco aumento en el resto de la región.

Extensión de las zonas edificadas: Europa (% del total de superficie de tierra)

Fuente: PoleStar (véase el apéndice técnico).

Superficie de tierra afectada por la expansión de la infraestructura: Europa (% del total de superficie de tierra)

Gran parte de Europa Central y Occidental se ha convertido directamente en tierra de cultivo. Las pocas tierras que han quedado con pocas alteraciones se limitan a Escandinavia y las zonas protegidas, en donde el turismo y el desarrollo de actividades recreativas están aumentando la presión sobre los ecosistemas de montañas. Ha comenzado la restauración de los antiguos humedales, pero aún a una escala mucho menor que la construcción continua de infraestructura.

Fuente: GLOBIO (véase el apéndice técnico).

Al mismo tiempo, la construcción continua de carreteras, las plantaciones y otras actividades humanas provocarán la expansión de la infraestructura en toda la región, de acuerdo con todas las hipótesis, con un incremento general en los niveles de los impactos (véase el diagrama). Aún así, las políticas cuidadosas, que incluyen restricciones a la construcción de obras de infraestructura, pueden ayudar a moderar el efecto de esta expansión. Este potencial es más evidente en Europa Oriental. En «Los mercados primero» y «La seguridad primero», el aumento en las presiones para desarrollar recursos e infraestructura traen como consecuencia la reducción en la diversidad biológica aún existente. Entre estos efectos se encuentran la pérdida de poblaciones de renos y lobos, así como de muchos insectos y plantas adaptados a las condiciones de la producción agrícola. Para recuperar el hábitat perdido, en particular el relativo a ecosistemas agrícolas y humedales perdidos, se requerirán las condiciones establecidas en «La sostenibilidad primero».

Estas presiones tienen un papel importante en la determinación de la diversidad biológica terrestre de la región. Europa también debe enfrentarse a los efectos de las condiciones climáticas en cambio, que incluyen la determinada por las emisiones de gases de efecto invernadero que ya han tenido lugar. En general, las diferencias entre las diversas hipótesis para el año 2032 son pequeñas, debido al efecto demorado de los efectos climáticos durante las décadas por venir. Además, a corto plazo, las mayores reducciones regionales y mundiales de óxido de azufre y otros contaminantes verificadas en «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero» desencadenarán un cambio climático más rápido, lo que aumentará la presión sobre los ecosistemas. Sin embargo, en «La sostenibilidad primero» y posiblemente también en «Las políticas primero», entran en vigor iniciativas, como programa Natura 2000 de los Estados Unidos y se lanzan redes paneuropeas de zonas protegidas y corredores verdes, con el objetivo de proteger la diversidad biológica con mayor eficacia. Otros factores importantes son las acciones eficaces para rehabilitar las antiguas tierras agrícolas y más hábitat adicionales para la vida silvestre. Estas medidas se reflejan en los resultados un tanto mejores del Índice de Capital Natural que se presenta en «La sostenibilidad primero» (véase el diagrama más abajo).

Los cambios en la agricultura, junto con mejores tecnologías, prácticas administrativas y cambios en las opciones de cultivos reducen la demanda total de agua para agricultura en todas las hipótesis, excepto en la de «La seguridad primero». Sin embargo, en la hipótesis de «Los mercados primero» el desarrollo económico aún genera marcados aumentos en la demanda total de agua, especialmente en Europa Central y Oriental. Estos incrementos traen como consecuencia la expansión de zonas que entran en la categoría de zonas con un grave estrés hídrico. La demanda total en la hipótesis de «La seguridad primero» es similar, a pesar de contar con mayor población en comparación con la de «Los mercados primero», al compensarse por una actividad económica reducida.

Referencias
para los
diagramas

La situación es muy diferente en las hipótesis de «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero», en donde los cambios estructurales producen reducciones en la extracción de agua en todos los sectores de Europa. Según estas hipótesis, gracias a esos esfuerzos continuos para ahorrar agua, algunas de las cuencas fluviales que actualmente están sometidas a un grave estrés hídrico dejan de sufrir este problema. Como consecuencia, se reduce de manera importante el número de personas que viven en zonas con graves estrés hídrico. Estos cambios son más notables en «La sostenibilidad primero», en donde la disminución en el consumo de carne genera una mayor cantidad de medidas, como la fijación de precios para el agua, introducidas en otras hipótesis. Las diferencias en la cantidad de agua residual que se purifica y el reciclaje industrial de agua acentúan las diferencias entre las hipótesis. Estos cambios se reflejan en el número de personas sometidas a estrés hídrico en las subregiones de las diferentes hipótesis (véanse los diagramas más abajo). En «Las políticas primero» y «La sostenibilidad primero» los posibles problemas derivados del estrés hídrico se reducen al aplicarse por completo la Directiva marco de aguas, así como los acuerdos relativos a los mares de la región. Mientras tanto, estos problemas se intensifican en el mundo de «La seguridad primero», ocasionando conflictos por el agua y contaminación generada por la actividad industrial descontrolada, así como la incapacidad de manejar la herencia de las antiguas políticas laxas.

Índice de Capital Natural: Europa

Un índice de 100 representa una situación en la cual el total de la superficie de tierra no está domesticada y todas las presiones se encuentran por debajo del umbral mínimo (véase el apéndice técnico). Una disminución en el Índice de Capital Natural indica pérdida de hábitat y aumento en la presión ejercida sobre la diversidad biológica acuática y terrestre. A medida que la presión ejercida por la agricultura se estabiliza y comienza a disminuir, la situación general de la diversidad biológica en Europa al cabo de 30 años no dista mucho de la actual.

Fuente: IMAGE 2.2 (véase el apéndice técnico).

Población que habita zonas con un grave estrés hídrico: Europa (%)

Cuando se extrae más del 40 por ciento de los recursos hídricos renovables de una cuenca fluvial para destinarlo al consumo humano, se considera que la cuenca fluvial está sometida a un grave estrés hídrico. El estrés hídrico en Europa tiene que ver tanto con la calidad como con la cantidad de agua y, debido a la elevada extracción de agua, muchos recursos hídricos de Europa tienen un uso excesivo. Sin embargo, en las regiones en las que predomina la demanda para fines industriales, el agua se puede reutilizar en gran medida, mitigándose así los efectos del grave estrés hídrico.

Fuente: WaterGAP 2.1 (véase el apéndice técnico).

Número de personas que habitan zonas con un grave estrés hídrico: Europa (millones de personas)

Todos los gráficos circulares muestran los efectos totales en la región. El gráfico circular superior izquierdo indica la situación actual, el tamaño relativo de los otros refleja la magnitud de las repercusiones para 2032 según las cuatro hipótesis.

Fuente: WaterGAP 2.1 (véase el apéndice técnico).