About UNEP UNEP Offices News Centre Publications Events Awards Milestones UNEP Store
GEO-3: GLOBAL ENVIRONMENT OUTLOOK  
UNEP Website GEO Home Page
UNEP Website GEO Home Page

La retaguardia de la vida silvestre

Referencias
para los
diagramas
Superficie de tierra afectada por la expansión de la infraestructura: el Ártico (% del total de superficie de tierra)

El Ártico posee la vida silvestre de mayor envergadura del mundo que todavía se conserva en estado natural, aunque es altamente sensible.

Fuente: GLOBIO (véase el apéndice técnico).

Las obras de infraestructura, a menudo relacionadas con la pesca y el turismo tanto en el Ártico como en la Antártida, y con el petróleo, gas y otros desenvolvimientos minerales en el Ártico, se expanden significativamente en el mundo de «Los mercados primero» (véase el diagrama para observar la situación en el Ártico). En la Antártida, ese fenómeno incluye la colonización privada y espontánea llevada a cabo por un número limitado de personas o entidades ricas en términos económicos y tecnológicos. En el Ártico, los lugares donde habitan las especies de amplio hábitat, como el caribú, el reno, el oso pardo y el buey almizclado, están gravemente fragmentados e invadidos. Toda la vida silvestre del Ártico está básicamente afectada ya sea en forma directa o indirecta por los trastornos en la cadena alimentaria, la pérdida de hábitat y los efectos insidiosos del cambio climático. La caza excesiva reduce aún más algunas de las poblaciones a niveles biológicamente insostenibles.

En «Las políticas primero», esas presiones están controladas aunque los efectos de decenios de calentamiento, en la tierra y el mar, son evidentes en grandes extensiones. Las decisiones responsables sobre planificación prevalecieron y el hábitat de la fauna silvestre se mantuvo relativamente intacto. En muchos casos, eso se debe a la eficacia mejorada de la ordenación de los hábitat, especialmente en la zonas protegidas que están ahora integradas a las redes circumpolares y norte-sur. El número y tamaño de las zonas protegidas aumentó considerablemente, pero muchos sitios todavía cuentan con reglamentación inadecuada para la prospección y extracción mineral, de petróleo y gas y la generación de energía hidroeléctrica. La caza es sostenible en gran parte del Ártico y las cuotas se basan en pruebas científicas bastante mejoradas.

«La seguridad primero» ve la residencia permanente en la Antártida como una posibilidad para el personal empleado por las industrias que operan en la zona y como un símbolo de prestigio para los ricos. En el Ártico, gran número de especies silvestres endémicas desciende bruscamente, se trastorna la cadena alimentaria y la diversidad genética se debilita debido a la degradación y fragmentación del hábitat. Las especies foráneas oportunistas capaces de sobrevivir en el clima más caliente han ocupado los nichos disponibles. No obstante, se les está haciendo arduo a raíz de la contaminación provocada por los desechos y la destrucción del hábitat.

En «La sostenibilidad primero», las zonas sensibles de la diversidad biológica y los hábitat están protegidos y se destinan vastas zonas para parques nacionales o reservas naturales con el fin de ayudar a la vida silvestre a hacer frente al cambio climático. Aún se permite la caza pequeña y reglamentada de subsistencia de conformidad con los acuerdos negociados con los pueblos indígenas. El público no tolera la caza furtiva. Se niega la residencia en la Antártida por otros motivos que no sean los específicamente acordados, generalmente relacionados con la investigación científica.

En el Ártico, la condición de los bosques boreales difiere marcadamente entre las hipótesis. Las vastas zonas forestales de la región han comenzado a sentir la presión del acelerado cambio climático, lo que conduce a cambios a largo plazo en la temperatura y las precipitaciones al igual que a un índice mayor de incendios. Los niveles continuos y en aumento de tala en «Los mercados primero» y «La seguridad primero» agravan aún más esas presiones. Particularmente en «La seguridad primero», las llanuras fangosas y los terrenos forestales desmontados reemplazaron muchos de los paisajes que alguna vez fueron prístinos.

Imagine. un colapso en las poblaciones circumpolares de krill antártico

Surgen signos evidentes de que las poblaciones circumpolares de krill antártico (Euphausia superba) están decayendo. Se cree que la causa inmediata es la captura comercial excesiva, pero la situación se complica a raíz de cambios en el hielo marino y los aumentos de los niveles de radiación ultravioleta que suceden simultáneamente, los cuales parece que afectan a la dinámica de la población de krill. Existen pruebas de graves efectos adversos en el éxito de reproducción de aves, focas y cetáceos antárticos dentro de unas pocas temporadas, lo que causa serias preocupaciones sobre la viabilidad de las poblaciones de predadores superiores. Los indicios de daños graves en las poblaciones de otras especies marinas, inicialmente evidenciados en las poblaciones decrecientes de peces de aleta y calamares, preocupan con respecto a la estabilidad de todo el ecosistema marino antártico y las repercusiones en otros ecosistemas en la subregión y alrededor de ella. Las caídas considerables en las capturas de krill y las poblaciones de la pesca comercial que se alimentan de krill, resultan en la reducción generalizada de la pesca y el derrumbe de la industria pesquera en algunas zonas. Se considera que los tratados, instituciones y otros acuerdos internacionales establecidos para conservar y administrar la pesca han fracasado. La preocupación pública es muy grande teniendo en cuenta la posibilidad de amenazas a especies silvestres carismáticas como los pingüinos, focas y ballenas.

En el caso de.

«Los mercados primero»
  • Se adoptan algunas medidas reglamentarias, pero los mecanismos del mercado son las principales medidas de intervención empleadas: reducir la demanda de krill al aumentar los precios, y la captura al aumentar los costos.
  • La captura se traslada a otras especies, con inclusión de aquellas que no dependen de krill y es posible que sean sus competidores. En los casos en que esas medidas fracasan, la industria pesquera abandona la zona.
  • En general se supone que las poblaciones de krill se recuperarán con el paso del tiempo y que las repercusiones negativas resultarán ser reversibles.
«Las políticas primero»
  • Se deciden moratorias sobre la captura de krill para permitir que las poblaciones se recuperen.
  • Esas medidas van acompañadas de reducciones en las actividades pesqueras en todas las especies buscadas.
  • Un gran esfuerzo de investigación apunta a comprender lo que ha sucedido y a sustentar las medidas normativas.
  • Un gran esfuerzo de investigación apunta a comprender lo que ha sucedido y a sustentar las medidas normativas. l Se revisa el sistema de reglamentación para el medio marino.
«La seguridad primero»
  • Se adoptan medidas para prohibir a algunos operadores en la región a modo de poner freno a las presiones sobre las poblaciones de krill.
  • Se emplean mecanismos de mercado cuando respaldan los intereses de las partes interesadas clave de la región.
  • En un intento de explotación de derecho preferente de compra a corto plazo, la captura se traslada a otras especies, con inclusión de aquellas que se prevé disminuirán marcadamente como resultado del colapso en la población de krill.
  • Una ordenación activa del medio marino comienza al sembrar nuevas poblaciones de krill (con inclusión de tipos genéticamente modificados), al mejorar los niveles de nutrientes y reducir los predadores o competidores.
«La sostenibilidad primero»
  • Se produce un cierre inmediato de las pesquerías de krill en espera de que las poblaciones se recuperen.
  • Se introducen reducciones considerables en otras pesquerías a modo de medida de precaución, aunque se considera la captura dirigida de poblaciones de predadores determinadas en algunas zonas.
  • Se realiza un esfuerzo renovado para comprender el funcionamiento del medio marino antártico.
  • Comienza la negociación de un nuevo régimen jurídico para ordenar el medio marino y reglamentar una captura más limitada cuando las poblaciones se hayan recuperado.

Lecciones
Los conocimientos actuales sobre muchos sistemas naturales son limitados, con inclusión de los umbrales para la explotación de recursos, más allá de los cuales los sistemas se derrumban. Es posible que se alcancen esos límites en forma relativamente repentina. Por lo tanto, conviene continuar con la labor para mejorar la comprensión, pero también adoptar un enfoque preventivo en los casos en que falten datos de referencia, en que exista mucha incertidumbre y donde es posible que haya efectos irreversibles. Ese accionar puede evitar la necesidad de tener que adoptar medidas más drásticas si el sistema colapsara.