La Sequía del Cuerno de África Necesita Soluciones a Largo Plazo. ma, aug 8, 2011

A medida que la comunidad humanitaria trabaja para salvar vidas en las áreas afectadas, la necesidad de soluciones sostenibles para prevenir que esta situación se repita en el mediano y largo plazo que cada vez se hace más evidente.

| English  | Français  | 中文  

Addressing some of the root causes must be part of the solution to the Horn of Africa Drought

El Cuerno de África se encuentra en medio de la peor sequía en mas de 60 años, después de dos temporadas sin lluvias que llevaron al fracaso de cosechas, la perdida extendida de ganado y el incremento en el precio de los alimentos, en regiones de Etiopía, Kenya, Djibouti , Somalia y Uganda. La situación ahora es extrema, con más de 11 millones de personas necesitando asistencia para salvaguardar la vida en toda la región.

A medida que la comunidad humanitaria trabaja para salvar vidas en las áreas afectadas, la necesidad de soluciones sostenibles para prevenir que esta situación se repita en el mediano y largo plazo que cada vez se hace más evidente.

"El desafío principal y más urgente es proporcionar alimentos, agua y otros elementos esenciales a las personas afectadas" dijo Nick Nuttall, portavoz del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). "Pero enfrentar algunas de las causas fundamentales debe ser también parte de la solución final" el agrego.

Múltiples factores han contribuido a esta crisis y los desafíos del cambio climático se cuentan entre ellos. La región esta claramente experimentando de primera mano las consecuencias humanas del cambio climático y el entendimiento de que la relación entre el cambio climático y el desarrollo es especialmente importante en África, donde la agricultura y otros sectores sensibles al clima son la base de las economías locales.

Esta no es la primera vez que la sequía ha arrasado la región. Sin embargo, antes de la década de los 70s, condiciones climáticas extremas, tales como el fenómeno del Niño, ocurrían cada 10 a 20 años, lo que permitió a las comunidades locales encontrar mecanismos de adaptación para enfrentar el impacto. Pero el cambio climático esta erosionando estas medidas causando fenómenos climáticos extremos con más frecuencia e intensidad. Desde el año 2001, periodos de sequía consecutivos en algunas áreas de África han llevado a una escasez crítica de alimentos en varios países.

Invertir en restauración y mantenimiento de los ecosistemas de la Tierra-desde bosques y manglares a humedales y cuencas hidrográficas-puede ser una labor importante en la lucha contra el cambio climático, así como para proteger del clima a economías vulnerables.

De acuerdo con un estudio elaborado en el año 2006, en conjunto, por el PNUMA y el Centro Mundial de Agrosilvicultura, sobre el cambio climático, impactos y estrategias de adaptación de la agricultura en el Sur de África, una serie de medidas de adaptación fueron citadas para afrontar los fenómenos climáticos extremos como sequías e inundaciones que acompañan el cambio climático. El sistema de captación de agua de lluvia, la variedad de cultivos mejorados y los pronósticos del clima así como la reforestación fueron solo algunas de las medidas costo-efectivas.

La disponibilidad de agua potable es de vital importancia en estas comunidades vulnerables. El PNUMA ha estado a la vanguardia apoyando la restauración de el Bosque de Mau en Kenya, que es uno de los mas extensos bosques con doseles forestales cerrados en el Sub-Sahara Africano, fuente de los ríos Yala y Nyando que alimentan al Lago Victoria, proporcionan agua potable y que además apoyan 5,000 hectáreas de producción de arroz importantes para la seguridad alimentaría local. Décadas de deforestación de la cuenca hidrográfica más importante en el Valle de Rift y el oeste de Kenya han tenido efectos devastadores en el país, incluyendo severas sequías e inundaciones que a su vez han dado lugar a la perdida de vidas humanas y medios de subsistencia, cultivos y ganado. Actualmente se han dado pasos importantes para rehabilitar el Mau y en Febrero un proyecto de varios millones de Euros ayudará a la restauración del complejo: esto fue anunciado por la Unión Europea, el PNUMA y el Gobierno de Kenya.

En Etiopia, el PNUMA esta cooperando con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. (PNUD ) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), para ayudar a introducir nuevas políticas que apoyen a pastores en la gestión de los riesgo del cambio climático y la crisis en seis distritos. El Programa de CC DARE, implementado conjuntamente por el PNUMA y el PNUD, esta proporcionando apoyo dirigido oportunamente a nueve proyectos conducidos a nivel nacional, la mayoría relacionados con el sector agrícola y por lo tanto enfocando la seguridad alimentaría; en un esfuerzo para acelerar la integración de la consideración de los riesgos climáticos con las políticas y planes nacionales para reducir la vulnerabilidad a los impactos climáticos.

En el Cuerno de África, el PNUMA ha cooperado con UNICEF en la gestión de los recursos hídricos que incluyen la valoración de fuentes hídricas subterráneas y la formación de concejos municipales del agua, para apoyar la capacidad de recuperación de la sequía y la seguridad del agua. Compartiendo las lecciones aprendidas y obtenidas en este tipo de proyectos, sin duda se encontrara una audiencia entre las muchas personas afectadas actualmente por la sequía.

"Estos proyectos ilustrativos destacan que algunas comunidades están tratando de construir una defensa y reducir la vulnerabilidad frente a la aceleración de los cambios ambientales incluyendo el cambio climático" dijo el Sr. Nuttall.

"Alcanzando un gran numero de audiencias especificas (scaling up) y acelerando una extensa implementación, podría ser una de las claves para un futuro mas estable y sostenible para millones de personas en la región" él agrego.

 
comments powered by Disqus