Un miembro del Comité Científico Asesor de la Coalición Clima y Aire Limpio recibirá la Medalla Presidencial de la Libertad ma, aug 12, 2013

| English  | Français   

The CCAC is targeting short-lived climate pollutants, such as those produced by brick kilns. Prof. Molina is a member of the CCAC Science Advisory Panel.

Nairobi, 12 de agosto de 2013- El Catedrático Mario Molina, miembro del Comité Científico Asesor de la Coalición Clima y Aire Limpio y ganador del Premio del PNUMA Sasakawa, ha sido designado para obtener la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos.  

El Presidente Barack Obama nombró a Molina como una de las dieciséis personas que recibirá este año la Medalla en la Casa Blanca. La Medalla es el máximo reconocimiento civil en Estados Unidos y se otorga a individuos que han "realizado meritorias contribuciones a la seguridad e intereses nacionales de los Estados Unidos, a la paz mundial o a otros esfuerzos culturales, públicos o privados".

"La Medalla Presidencial de la Libertad está dirigida a hombres y mujeres que han dedicado sus propias vidas a enriquecer la de otros", dijo el Presidente Obama. "Los galardonados este año han sido bendecidos con un extraordinario talento, pero lo que los hace excepcionales es su don para compartir su talento con el mundo".

Las contribuciones pioneras del Catedrático Molina al campo de la química atmosférica lo han convertido en una de las autoridades mundiales sobre los efectos de las actividades humanas a la atmósfera y han conducido a un mejor entendimiento de la cuestión.

Como resultado de ello, fue galardonado en 1999 con el Premio del PNUMA Sasakawa que reconoce a individuos y organizaciones sobresalientes por sus significantes contribuciones para la protección del medio ambiente y la promoción del desarrollo sostenible.

"Me siento muy honrado por haber sido elegido para recibir la Medalla..es un estímulo para continuar mis actividades relacionadas con mejorar la sociedad global a través de la protección del medio ambiente del planeta, especialmente con mi trabajo en México y Estados Unidos", dijo Molina.

Los conocimientos del profesor hicieron también que fuera elegido como miembro del Comité Científico Asesor de la Coalición Clima y Aire Limpio, un movimiento mundial para reducir las emisiones del Carbono Negro, Metano y otras sustancias conocidas como Contaminantes Climáticos de Corta Vida.

La Coalición, acogida por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, ha colaborado para difundir los esfuerzos internacionales para concienciar de los beneficios medio ambientales y económicos que podrían lograrse disminuyendo las emisiones de los Contaminantes Climáticos de Corta Vida.

Desde su lanzamiento el pasado año, docenas de países, organizaciones no gubernamentales y la Comisión Europea se han unido a la Coalición para expresar su apoyo a las acciones en una variedad de sectores económicos, incluyendo el transporte, petróleo y gas, y residuos, para asegurar las reducciones de las emisiones de los Contaminantes Climáticos de Corta Vida.

Según los estudios del PNUMA, la acción rápida sobre el Carbono Negro y el Metano tienen el potencial de reducir el aumento de la temperatura global hasta 0.5ºC para 2050, reducir las muertes relacionadas con la polución del aire hasta 2,4 millones, y evitar la pérdida de alrededor de 30 millones de toneladas de cultivo al año.

En 1974, el Profesor Molina publicó junto a F. Sherwood Rowland un estudio sobre el riesgo para la capa de ozono de los clorofluorocarburos. Bajo condiciones de laboratorio, él y sus colegas demostraron una desconocida reacción química en la que el cloro se activa en la superficie de las partículas de las nube de hielo en la estratosfera polar.

Gracias a su liderazgo, el Protocolo de Montreal fue hecho realidad. La rapidez con la que los países ratificaron este acuerdo internacional fue gracias al papel que él desempeñó comunicando la implicación de sus descubrimientos científicos. Llevó la cuestión a políticos, medios y sociedad en general.

Debido a su trabajo, recibió el Premio Nobel en Química junto a los Profesores Rowland y Paul Crutzen. Donó dos tercios de los beneficios del premio a la puesta en marcha de un programa de becas para ayudar a científicos de países en desarrollo a llevar a cabo investigaciones en ciencias medio ambientales en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y otras instituciones de países industrializados.

Además del Premio Nobel, recibió la Medalla de la NASA al Logro Científico Excepcional, el Premio Pew Scholar sobre Conservación y Medio Ambiente, la Medalla Willard Gibbs y el Premio de la Sociedad Americana de Químicos para Avances Creativos en las Ciencias Medio Ambientales.

Molina es Catedrático en la Universidad de California, San Diego; Director del Centro de Energía y Medio Ambiente Mario Molina y miembro del Consejo de Asesores Presidencia en Ciencia y Tecnología.

Para más información por favor póngase en contacto con:

Nick Nuttall, Director de la División de Comunicación e Información Pública del PNUMA/ Portavoz del PNUMA en el +254 733 632755, nick.nuttall@unep.org

Sala de Prensa del PNUMA (Nairobi) on +254 20 762 5211 / +254 725 939 620, unepnewsdesk@unep.org

Página web de la Coalición Clima y Aire Limpio

http://www.unep.org/spanish/ccac/

 
comments powered by Disqus