Pagina Principal                        
      Contribuyentes                             
      Reflexiones                              
      libros                            
      El PNUMA en acción              
      Personas                              
      Citas y cifras                        
      WWW                                
      Star                                
 
 
 
Protección de la seguridad ecológica

Zhou Shengxia
Ministro, Ministerio de Protección Ambiental, República Popular China

El ecosistema formado por el aire, los océanos, los lagos, la tierra, las praderas y los bosques nutre la tierra – nuestro hogar, cálido y bello – y provee servicios tales como de regulación del clima, conservación del agua, fuentes de alimentos y medicinas y paisajes naturales. Constituye una base irremplazable y significativa para la subsistencia y multiplicación de la humanidad.

Debido al rápido desarrollo económico y social, en especial desde el siglo XX, los efectos de las actividades humanas sobre el ecosistema han sido más perjudiciales que nunca. Las funciones del ecosistema se degradaron rápidamente y el conflicto entre el hombre y la naturaleza se ha agudizado más y más. La primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, celebrada en 1972, alertó a las personas de todo el mundo de este problema. Luego, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro en 1992, se alcanzó amplio consenso respecto del desarrollo sostenible. Ahora el concepto de un desarrollo equilibrado entre la economía, la sociedad y el medio ambiente está bien arraigado en nuestros corazones y se ha convertido en una estrategia de desarrollo de muchos países.

El gobierno chino desarrolló “diez medidas para el medio ambiente y el desarrollo” dos meses después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992. En este nuevo siglo, propuso una perspectiva científica sobre el desarrollo caracterizada por ser coordinada y sostenible y estar orientada a las personas. Hace grandes esfuerzos por promover la civilización ecológica y construir una sociedad cuidadosa del medio ambiente que haga uso eficiente de los recursos, y procura seguir un camino refinado hacia el desarrollo que conduzca al crecimiento económico, la vida próspera y buenos ecosistemas.

Se han hecho avances notables. El gobierno promulgó más de 20 leyes y reglamentos para proteger el medio ambiente y los recursos naturales, como la Ley de protección del medio ambiente, la Ley de bosques, la Ley de praderas y la Ley sobre la protección del medio ambiente marino. China también fijó metas obligatorias para reducir las emisiones de los principales contaminantes en su plan nacional de desarrollo económico y social. Continuaron los programas de prevención y control de la contaminación de las cuencas fluviales y regiones claves y se implementaron otro programas, como proyectos para la conservación de los bosques naturales y programas para devolver a la naturaleza (bosque/ pradera/humedal/lago) las tierras agrícolas. China ha ratificado el Convenio sobre la Diversidad Biológica, la Convención de Ramsar sobre los Humedales y la Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación, entre otros, y ha participado en numerosos programas de cooperación bilateral y multilateral.

Como es uno de los países más ricos del mundo en materia de diversidad biológica, China ostenta una variedad de ecosistemas terrestres y marinos y alberga la mayor cantidad total de especies del hemisferio norte. Para fines de 2010, tenía 2588 áreas protegidas, que representaban 14,9% de su territorio terrestre: en ellas se brinda protección a 85% de los ecosistemas terrestres, 40% de los humedales naturales, 85% de la fauna y flora silvestres y 65% de los hábitats de flora silvestre. Sin embargo, la ecología china sigue siendo frágil. El 90% de sus 393 millones de hectáreas de praderas están degradadas en cierta medida, mientras que 27,5% de sus territorios terrestres están sujetos a desertificación. El país todavía enfrenta desafíos abrumadores en cuanto a la protección de su medio ambiente natural.

A futuro, el gobierno chino aplicará la perspectiva científica sobre el desarrollo, acelerará la transformación de los modos de desarrollo económico, aumentará el nivel de civilización ecológica y explorará una nueva vía para la protección del medio ambiente que sea de bajo costo, con buenos retornos, bajas emisiones y sostenibilidad. El gobierno hará todo lo posible por alcanzar el equilibrio entre la protección del medio ambiente y el desarrollo económico – resolviendo los problemas ambientales prominentes que impiden el desarrollo equilibrado y dañan la salud pública – y reducir la contaminación. Ejecutará la estrategia y plan de acción nacional sobre diversidad biológica (2011-2030), el Plan regional sobre construcciones ecológicas y protección del medio ambiente de la meseta Qinghai-Tibet y otros planes de conservación ecológica para regiones claves específicas. También se saneará el ecosistema clave de ríos y lagos. Todas estas medidas están encaminadas a construir un escudo de seguridad ecológica para proteger la tierra y construir un mundo en armonía.

Download PDF