Pagina Principal                        
      Contribuyentes                             
      Reflexiones                              
      libros                            
      El PNUMA en acción              
      Personas                              
      Citas y cifras                        
      WWW                                
      Star                                
 
 
 
Aprovechar el momento

Angela Cropper
ex Directora Ejecutiva Adjunta, actual Asesora Especial del Director Ejecutivo del PNUMA

La Conferencia Río+20 es una excelente oportunidad para ejercer el liderazgo político, teniendo en cuenta los problemas económicos, sociales y ambientales extremos, urgentes y complejos que enfrenta el mundo. La necesidad de este tipo de liderazgo y compromiso en cuanto a cuestiones macro de desarrollo sostenible es más apremiante que la de largas listas de tareas pendientes a nivel sectorial, que en su mayoría ya están volcadas al papel en forma de resultados de cumbres mundiales y procesos sectoriales.

Sabemos lo que hay que hacer. No obstante, tenemos que examinar los motivos por los cuales la ejecución ha quedado tan atrás respecto de esas resoluciones mentales y determinar lo qué es lo que le permitiría a esta Conferencia aspirar a mucho más y aprovechar la oportunidad que se le presenta. ¿De qué modo podría eliminar algunos de los obstáculos que impiden el desarrollo sostenible? ¿Con qué tipo de resultados estaría el mundo en condiciones de ocuparse de algunos de los problemas urgentes y complejos que enfrenta?

A continuación se exponen diez ideas de enfoques ambiciosos que necesitan dirección política y el posterior compromiso:

1. Adecuar el enfoque al crecimiento económico para que cumpla objetivos sociales y reconozca los límites e imperativos ambientales.
La Conferencia se celebrará en un momento propicio, ya que actualmente el mundo entiende mucho mejor las cuestiones relativas al desarrollo sostenible y la manera en que están interrelacionados y se apoyan mutuamente la economía, el medio ambiente y el bienestar de los seres humanos. Sin embargo, esa mejor comprensión no se lleva al terreno de la práctica: se suelen sacrificar los imperativos ambientales y los objetivos de bienestar de los seres humanos porque se los trata como si fueran opcionales y secundarios respecto del crecimiento económico. Eso impide el desarrollo sostenible que unifica los objetivos económicos, sociales y ambientales, en contraposición con la incorporación de consideraciones ambientales y sociales solamente cuando la cuenta de resultados financieros no se ve afectada.

La Conferencia podría restablecer esta relación poniendo el crecimiento económico al servicio de los objetivos sociales enunciados largamente por los gobiernos y reconociendo y respetando las limitaciones ambientales y de recursos. Para ello, será necesario abordar de otro modo las decisiones sobre políticas, inversiones y otras intervenciones para el desarrollo para no sacrificar los resultados en materia ambiental y de bienestar de los seres humanos en pos del crecimiento económico y la preocupación por alcanzarlo.

2. Comprometerse a reducir la falta de equidad a nivel local y mundial.
La Conferencia podría señalar a la atención el hecho de que el enfoque económico actual genera una pobreza persistente y una creciente falta de equidad y reconocer que los medios periféricos mediante los cuales el mundo trata de aliviarlas no bastan. Podría comprometerse a reducir consciente y urgentemente esa brecha de equidad, dentro de los países y entre ellos, y a establecer medidas para mantener el proceso bajo examen en los planos mundial y nacional. Si no logramos eso para la generación actual, difícilmente podamos esperar subsanar la preocupación por la equidad entre generaciones.

3. Exigir la formulación y aplicación de medidas de desarrollo más apropiadas.
Se ha determinado claramente que confiar en el Producto Interno Bruto como medida del desarrollo por excelencia resulta engañoso, en especial si se tiene en cuenta el objetivo del desarrollo sostenible. Sin embargo, seguimos empleando ese parámetro. La Conferencia podría hacer un llamamiento para que se lleve a cabo una labor urgente y acelerada, dentro de un plazo específico, para elaborar un nuevo conjunto de medidas e indicadores que asignen la misma importancia a las tres dimensiones del desarrollo sostenible. También es preciso que los sistemas de contabilidad de los ingresos públicos reflejen las mismas características.

4. Exigir la presentación de informes empresariales sobre parámetros integrados de sostenibilidad.
Es importante entender el modo en que las actividades económicas afectan las dimensiones nacionales económicas, ambientales y sociales del desarrollo sostenible. Se dispone de gran cantidad de orientación técnica sobre la manera de llevar presentar informes de sostenibilidad y algunos países ya exigen por ley esta importante medida de rendición de cuentas. La Conferencia podría llegar a la conclusión de que esa presentación de informes a nivel nacional debería ser obligatoria, a fin de permitir la supervisión de las prácticas de las empresas y guiar políticas y disposiciones institucionales favorables. Eso ayudaría medir el progreso nacional y, de aplicarse de modo universal, no afectaría la competitividad.

5. Comprometerse a aumentar las inversiones y arreglos para la participación pública.
El avance hacia un desarrollo sostenible no puede estar impulsado por los gobiernos solamente: estos deben guiar y habilitar a la sociedad en ese camino. Es preciso que las sociedades comprendan la naturaleza de los cambios necesarios y estén preparadas para respaldarlos. Hay que cultivar y asegurar la identificación nacional – en vez de gubernamental – con esos enfoques y medidas que se han de adoptar. Para ello se necesitan programas de educación que fomenten la comprensión y puedan generar cambios en valores y comportamiento, acceso a la información que permita a los ciudadanos tomar decisiones y hacer aportes y los faculte en ese sentido, y mecanismos de participación y consulta pública que formen parte de disposiciones de gobernanza nacional.

6. Intervenir de modo positivo en los intereses económicos de los jóvenes.
El desempleo juvenil –y las tensiones que provoca– es un fenómeno global. La Conferencia podría decidir crear un programa mundial para capacitar y dar empleo a los jóvenes a fin de proporcionarles aptitudes y oportunidades para que intervengan de manera más equitativa en el proceso de desarrollo. Eso podría ser de especial utilidad si se lo vinculara a la naturaleza y variedad de aptitudes necesarias para “reverdecer” las economías.

7. Comprometerse a adoptar medidas para restablecer los bienes marinos comunes de la humanidad..
La ciencia no es ambigua respecto de la degradación de los bienes marinos; las medidas de política necesarias están claras, pero el proceso de adopción de decisiones políticas se ha quedado atrás. Invariablemente se sacrifican medidas eficaces en aras de los intereses y prácticas nacionales, mientras que, a nivel mundial, existe una actitud de laissez-faire, pese a que el tema es vital para la sostenibilidad del medio ambiente mundial y los medios de vida de muchos. Con las prácticas y los enfoques actuales, los bienes marinos comunes seguirán deteriorándose, quizás irremediablemente, a pesar de los numerosos programas, políticas e instrumentos que se aplican tanto a nivel nacional como mundial. Es necesario unificarlos con urgencia y subsanar lagunas, por ejemplo, prestando atención a las zonas oceánicas que no están contempladas en las disposiciones vigentes en materia de gobernanza. La Conferencia podría declarar su compromiso con la acción sistemática que se precisa para atender esa necesidad y exigir que se la ejecute mediante todos los procesos mundiales conexos.

8. Comprometerse a transformar la gestión de la tierra y los sistemas de producción y consumo de alimentos para garantizar la seguridad alimentaria nacional y mundial.
Esto es esencial por numerosas razones: para evitar una nueva ola de reconversión de bosques y humedales en respuesta a las presiones en pos de la seguridad alimentaria mundial; garantizar el uso sostenible de las tierras agrícolas existentes; hacer frente a la multiplicidad de presiones que dan lugar a procesos de desertificación y degradación de la tierra; y atender las necesidades de los dos mil millones de personas, aproximadamente, que subsisten en sistemas ecológicos amenazados y se encuentran en la parte inferior de la escala de bienestar de los seres humanos. La Conferencia podría comprometerse a hacer mayores inversiones para mitigar esos procesos y a elaborar las medidas y políticas nacionales necesarias.

9. Ayudar a los países menos adelantados a iniciar un camino rápido hacia el desarrollo sostenible.
La Conferencia podría asumir el liderazgo mundial en nombre de los 48 países más desfavorecidos del mundo y preparar el terreno para un momento de transformación en la alianza mundial para el desarrollo. Podría decidir que se adoptaran medidas positivas a nivel mundial para ayudar a esos países a superar los obstáculos que les impiden obtener recursos locales invertibles, acceder a las tecnologías modernas en condiciones asequibles y a la capacidad técnica para elaborar una transformación económica acelerada, y proveer el marco institucional de las políticas, la legislación, las normas y las medidas fiscales que serán necesarias. Esas medidas también incluirían establecer y armonizar la inversión pública y privada y la plataforma de financiación.

10. Comprometerse con un pacto energético para ampliar el acceso, la eficiencia y la inversión en energías renovables.
La Conferencia podría catalizar una nueva combinación global de fuentes de energía relacionando la demanda de energía (acceso, ahorro y eficiencia) con la oferta (incluidas las políticas de incentivos, los subsidios, las inversiones y el empleo de fuentes de energía renovables). Esto podría constituir una palanca importante para ocuparse simultáneamente de las aspiraciones económicas, sociales y ambientales en el contexto de las metas de cambio climático y el desarrollo sostenible.

Download PDF