Blog de UNEA

 

La Escalada de Comercio Ilegal de Fauna Salvaje

20 de marzo de 2014, Por Neville Ash, Jefe, Oficina de Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas y División de Biodiversidad, PNUMA

La escalada del comercio ilegal de fauna salvaje ha alcanzado dimensiones mundiales. Además de los impactos directos sobre la biodiversidad y recursos naturales, el aumento de grupos de organizaciones criminales en este ámbito, impulsado por las inmensas ganancias y el bajo riesgo de ser detectados y penalizados, supone una amenaza transnacional a la seguridad actual. El robo y comercio ilegal de capital y herencia natural se ve agravado por la corrupción y socavamiento del estado de derecho. Las consecuencias para las comunidades locales incluyen la pérdida de acceso a recursos, conflictos comunitarios y reducción de ingresos procedentes del turismo.

En toda África, mueren más elefantes debido a la caza furtiva que por motivos naturales – con hasta un 90% de mortalidad en el Centro de África. La caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica ha aumentado un 7000% en los últimos 6 años, con más de 1000 individuos cazados en 2013. En Centroamérica y América del Sur y en todo Asia y otro lugares, el comercio ilegal de fauna salvaje –aves, especies marinas, mamíferos, reptiles y plantas (incluyendo madera), para satisfacer los mercados domésticos e internacionales también están cobrándose biodiversidad y provocando la pérdida de capital natural al mismo tiempo que proporcionando grandes ganancias económicas para organizaciones criminales.

El comercio ilegal (excluyendo la madera) se cree que alcanza los 15-20 mil millones de dólares al año y una cifra estimada de 30-100 mil millones de dólares se pierden cada año en el mundo debido a la tala ilegal 1. El comercio ilegal de fauna salvaje está reconocido como la cuarta fuente de comercio ilegal mundial, por detrás de las drogas, tráfico humano y de armas2

El trabajo del PNUMA para abordar el comercio ilegal de fauna salvaje apoya la toma de decisiones entre gobiernos, fortalece el estado de derecho en el ámbito del medio ambiente, y pretende sensibilizar, entre los grupos de consumidores, para reducir la demanda de productos de fauna salvaje ilegales. Como la voz líder sobre el Medio Ambiente dentro del sistema de las Naciones Unidas, la conservación y uso sostenible de la fauna salvaje y madera es central para el programa de trabajo del PNUMA en la actualidad.

Además, se celebrará un simposio sobre el medio ambiente y el estado de derecho junto a UNEA, donde los ministros también discutirán sobre este tema durante un Diálogo Ministerial la tarde del 26 de junio.


1 UNEP Green Carbon black trade report, 2012

2 www.cites.org/common/resources/pub/Elephants_in_the_dust.pdf