United Nations Environment Programme

Version para imprimir

Módulo 10: Diésel bajo en azufre


En los vehículos diésel, utilice siempre el combustible más bajo en azufre disponible. El hecho de utilizar diésel bajo en azufre presenta una serie de beneficios, como la disminución de las emisiones de óxidos de azufre (SOx) y materia particulada fina (PM2.5); la prolongación de la vida del motor; y la posibilidad de utilizar tecnologías de control de emisiones.

El diésel bajo en azufre contiene menos de 500 ppm (partes por millón) de azufre. En algunas partes del mundo pueden encontrarse niveles de azufre de hasta entre 5.000 y 10.000 ppm. En el Japón, la República de Corea, algunas partes de Europa (como Escandinavia y Alemania) y algunas partes de los Estados Unidos se está utilizando actualmente diésel con niveles de azufre inferiores a 15 ppm.

Fotografía: Thomas Harrison-Prentice

Efectos directos ambientales y en la salud de la elección de combustibles bajos en azufre: El azufre se emite de los tubos de escape en forma de sulfato o de óxidos de azufre. El sulfato y los óxidos de azufre son los principales contribuyentes al contaminante más peligroso para la salud humana, la materia particulada ultrafina (es decir, PM2.5). Entre los efectos ambientales de estas emisiones figuran pérdida de bosques y el deterioro de los edificios de piedra. En el enlace rápido SOx se proporciona una descripción detallada de los diversos impactos de las emisiones de azufre, y la planilla denominada 'Acción-Diésel limpio' en el Inventario y opciones (Módulo 18) le dará una estimación de la reducción de SOx mediante la utilización de combustible bajo en azufre.

La mayoría de las emisiones de azufre que causan daños ambientales (como las pérdidas de bosques en Europa oriental) fueron emitidas por centrales que generan electricidad a partir de la combustión de carbón e industrias que utilizan carbón con alto contenido de azufre. No obstante, así como está disminuyendo la utilización del carbón con alto contenido de azufre, también debe reducirse al mínimo la utilización de diésel con un alto contenido de azufre.

La utilización de diésel con alto contenido de azufre impide los controles de emisiones eficaces: Una importante desventaja del combustible con un alto contenido de azufre es que impide la utilización de tecnologías eficaces de control de las emisiones de los tubos de escape. En el caso de los vehículos a gasolina, los catalizadores de tres vías pueden seguir funcionando, pero su eficacia se ve drásticamente reducida. En el caso de los vehículos diésel, los altos niveles de azufre obstruyen y dañan dispositivos como los filtros de partículas, los catalizadores de oxidación u otras tecnologías de control de emisiones, que ya no pueden utilizarse.

Niveles naturales de azufre: El azufre se presenta naturalmente en el petróleo crudo y por lo tanto también en el diésel y la gasolina, a menos que los combustibles se hayan desulfurizado. El diésel y la gasolina tienen diferentes niveles de azufre porque utilizan diferentes fracciones del crudo en el proceso de producción. El nivel de azufre en el crudo también varía a nivel mundial, desde el “crudo dulce” con un nivel de azufre muy bajo (alrededor de 1,000 a 5,000 ppm) hasta el “crudo agrio” (alrededor de 10,000 a 33,000 ppm). El nivel resultante de azufre “natural” en el diésel puede estar por lo tanto entre 1.000 ppm y más de 10.000 ppm. Por lo general, los niveles de azufre son de aproximadamente 2,000 a 5,000 ppm si el diésel no ha sido desulfurizado. En el caso de la gasolina, el nivel de azufre “natural” se sitúa normalmente entre 50 y 1,000 ppm.

Producción de diésel bajo en azufre: Los niveles de azufre en el combustible dependen sobre todo del nivel de azufre natural existente en el crudo, que varía según las regiones. No obstante, existen varias tecnologías para desulfurizar el diésel y la gasolina en la refinería, como el hidrotratamiento o la adsorción del azufre. Los costos de modernización o reconfiguración de la refinería equivalen a entre dos y diez centavos por galón de combustible, aproximadamente. La experiencia ha demostrado que es más eficaz en función de los costos obtener directamente el nivel de azufre más bajo posible (<15ppm) en lugar de proceder gradualmente. La experiencia en todo el mundo también ha demostrado que los beneficios derivados de niveles de azufre más bajos - como la mejor calidad del aire y el menor desgaste de los motores de los vehículos - superan los costos.


Disponibilidad de diésel bajo en azufre:

En el mapa siguiente se indican los niveles de azufre en todo el mundo tal como se presentaban en 2006. Para información más actualizada y para ver su propia región en detalle, consulte el sitio web de la Alianza a favor de vehículos y combustibles menos contaminantes (PCFV) y haga clic en su región.




Figura 6 -Niveles de azufre en combustibles diésel en todo el mundo (2009). Fuente: Alianza a favor de vehículos y combustibles menos contaminantes/PNUMA



Para más información sobre diésel bajo en azufre >> www.theicct.org,  www.unep.org/pcfv