United Nations Environment Programme

Version para imprimir

Módulo 9: Gasolina sin plomo


Para los vehículos a gasolina, debería utilizarse gasolina sin plomo. Ésta es mejor para el motor, elimina las emisiones de partículas de plomo y le permite utilizar un convertidor catalítico para nuevas reducciones de las emisiones. (véase el Módulo 12)

El plomo tiene varios efectos en la salud, pero los más graves son sus efectos neuropsicológicos y el daño que causa al sistema nervioso central. Se ven especialmente afectados los niños, que debido a la exposición al plomo pueden sufrir problemas de aprendizaje. En el recuadro siguiente se enumeran los impactos estimados en la salud debido al uso del plomo en Egipto.

Fotografía: Fleet Forum

En El Cairo (Egipto) se estimó que el plomo proveniente de todas las fuentes* causa cada año:

Entre 6.500 y 11.200 ataques al corazón,
Entre 800 y 1.400 derrames cerebrales,
Entre 6.300 y 11.300 muertes prematuras,
820 defunciones infantiles y
Un promedio de pérdida de CI de 4,25 en cada niño.
El plomo se eliminó de la gasolina en Egipto en 1999

Fuente: UNEP/PCFV


¿Por qué se utilizó el plomo en primer lugar? El plomo se introdujo para aumentar el octanaje de la gasolina, que previene la detonación del motor y hace que éste funcione más suavemente. Hoy en día las refinerías modernas no necesitan añadir plomo a la gasolina para lograr los índices de octano deseados. Existen varios aditivos alternativos que pueden elevar el índice de octano, como el MTBE, el MMT y el etanol. Además, las refinerías pueden modernizarse para producir gasolina con el índice de octano deseado, sin utilizar aditivos. La manera más eficaz en función de los costos de producir gasolina sin plomo -ya sea mediante aditivos o modernización de las refinerías- depende del diseño de la refinería.

¿Etanol para la eliminación gradual del plomo?

El etanol es un conocido elevador del índice de octano y puede mezclarse satisfactoriamente con gasolina hasta en un 10%. El uso de etanol evita la necesidad de utilizar plomo, y como combustible renovable, reduce las nuevas emisiones de CO2 y la dependencia del petróleo.


Todos los vehículos pueden funcionar con gasolina sin plomo: la afirmación de que algunos vehículos necesitan combustible con plomo carece de fundamento. Los combustibles modernos con el octanaje correcto son mejores para los motores; además, el uso de gasolina sin plomo determina un menor desgaste de otros componentes del vehículo, como el sistema de escape. En el caso de vehículos muy antiguos (anteriores a 1978), existe una preocupación legítima por el hecho de que los asientos de las válvulas de pistón puedan resultar dañados al utilizar gasolina sin plomo. No obstante, este resultó ser un problema mucho menor de lo previsto. Como puede verse en el mapa infra, la gasolina sin plomo es ahora la norma en prácticamente todos los países del mundo.



Figura 5 -Mapamundi en el que se muestra la disponibilidad de gasolina sin plomo en relación con la disponibilidad
de gasolina con plomo. Fuente: Alianza a favor de vehículos y combustible menos contaminantes/PNUMA



En casi todos los lugares del mundo, la utilización de combustible con plomo está prohibida. No obstante, en algunos países en desarrollo y países en transición todavía está disponible el combustible con plomo. Las razones para seguir utilizando combustible con plomo varían, y van desde el funcionamiento de refinerías antiguas hasta la falta de incentivos, capital y/o toma de conciencia de los productores de combustible. Irónicamente, los países exportadores de petróleo siguen ofreciendo combustible con plomo. El combustible sin plomo se introdujo en los Estados Unidos y en el Japón en el decenio de 1970; en los Estados Unidos, el combustible con plomo ha estado prohibido desde 1986, y en la Unión Europea, desde 2000.

Para más información sobre la gasolina sin plomo >> www.unep.org/pcfv