United Nations Environment Programme

Version para imprimir

Módulo 1: Contaminación atmosférica y transporte


Contaminantes primarios - Qué sale de un tubo de escape: Cuando el combustible se quema en el motor de un vehículo, siempre habrá algunas emisiones. Las emisiones más comunes son las siguientes:






Contaminantes secundarios - Contaminantes formados a partir de emisiones de tubos de escape: Algunos contaminantes atmosféricos no son emitidos directamente sino que se forman posteriormente debido a las reacciones de otras emisiones en el aire. Entre estos contaminantes denominados secundarios figuran:

  • NOx y VOC, que forman el ozono a nivel del suelo (O3)
  • Emisiones de óxidos de azufre (SOx), que forman lluvia ácida
  • NOx, SOx y VOC, que también forman materia particulada muy pequeña (por ejemplo, PM2.5 partículas con diámetros inferiores a 2.5 micrones)

 

Todos estos contaminantes, salvo el dióxido de carbono (CO2), pueden afectar gravemente a la salud humana (véase el Módulo 3). Las concentraciones cada vez mayores de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera tienen efectos severos en el medio ambiente (por ejemplo, el cambio climático, véase el Módulo 6) e indirectamente tendrán efectos graves en la salud de las poblaciones humanas.

Aparte de estos contaminantes atmosféricos ‘tradicionales’, se está detectando un número cada vez mayor de otros productos químicos tóxicos y cancerígenos en la atmósfera urbana. Si bien las concentraciones absolutas de estos contaminantes químicos en la atmósfera son bajas, la toxicidad y/o los efectos cancerígenos pueden ser considerables para la salud humana.



Para más información sobre la contaminación atmosférica y el transporte >>   www.epa.gov,
                                                                      www.cleanairnet.org,
                                                                      http://themes.eea.europa.eu