United Nations Environment Programme

Version para imprimir

<<Atrás>>

Efectos a la salud


Otros impactos a largo plazo en la salud que no se relacionan con la función respiratoria y cardiovascular incluyen: un mayor riesgo de contraer cáncer debido a la exposición a diversas partículas; y efectos en el desarrollo de los niños debido a la exposición al plomo. Para una descripción más detallada de los contaminantes y sus efectos en la salud, véanse los enlaces rápidos a contaminantes .

Para más información sobre la contaminación atmosférica y la salud >> www.euro.who.int

Factores que tienen influencia en los impactos en la salud: Los impactos en la salud varían según la intensidad y la duración de la exposición, y según el estado de salud de la persona expuesta. Algunos integrantes de la población (como las personas de edad, los niños y los que ya sufren de enfermedades respiratorias y cardiovasculares) corren mayores riesgos.

Los impactos en la salud también varían dependiendo de la ubicación de las emisiones. Los contaminantes emitidos en las ciudades afectarán a más personas en comparación con las emisiones en las zonas rurales. Las condiciones climáticas -como el viento- afectan a la duración del período en que los contaminantes permanecen en el aire y, por consiguiente, pueden ser inhalados. Las condiciones geográficas -como la altitud y la proximidad a montañas u océanos- también afectan a la formación de contaminantes, como el ozono a nivel del suelo (véanse, por ejemplo, los casos de Los Ángeles y Atenas). En la figura a la derecha se indican los diversos costos de los daños sobre la base de la ubicación


Pautas para la calidad del aire

1. Para estimar los impactos en la salud, los científicos utilizan una cadena de modelos. En primer lugar se utiliza un modelo de dispersión para calcular la concentración en el aire de los contaminantes resultantes de las emisiones. La concentración también se puede medir directamente.

 

2. Cuando se ha obtenido la concentración como μg/m3 o partes por millón (ppm), pueden estimarse los impactos en la salud utilizando un modelo de dosis-respuesta, que proporciona el número de muertes prematuras, ataques de asma, etc., por cada 1.000 personas expuestas. Por lo general, la concentración de partículas se utiliza como criterio indirecto para la cuantificación de todos los contaminantes, dado que las partículas son el contaminante más peligroso para la salud humana.

 

3. Por último, conociendo el número total de personas expuestas a las emisiones, se pueden calcular los impactos totales en términos de cantidad de muertes prematuras, aumento del número de casos de bronquitis, cáncer, u otros efectos.

 

Pautas para la calidad del aire: La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido pautas para la calidad del aire (véase el cuadro infra). Las concentraciones establecidas por la OMS presentan niveles que impiden todo efecto mensurable en la salud humana.

Es imposible proporcionar una estimación precisa de los impactos en la salud de las emisiones si no se sabe primero dónde han ocurrido esas emisiones. Aun así, en el Módulo 8 se presentan algunos ejemplos que correlacionan las emisiones estimadas con algunos efectos conocidos en la salud.

No obstante estas normas, en la Unión Europea casi la mitad de todos los ciudadanos están expuestos a niveles de contaminación atmosférica que sobrepasan los fijados en las normas sobre calidad del aire establecidas para proteger la salud humana.

Las normas sobre la calidad del aire con frecuencia no se respetan tampoco ni en el Japón ni en los Estados Unidos. Muchos países en desarrollo carecen de normas nacionales sobre calidad del aire y de la vigilancia correspondiente, y se da por sentado que los valores establecidos en las pautas recomendadas por la OMS en materia de calidad del aire con frecuencia no se respetan en las ciudades. La OMS estima que más de mil millones de personas respiran un aire que no se ajusta a las pautas de la OMS en materia de calidad del aire. Pautas para la calidad del aire

Pautas para la calidad del aire

A) No se establecieron valores rectores para las partículas porque no existe un umbral indiscutible relativo a los efectos en la morbo-mortalidad. En la Unión Europea se recomienda un nivel medio de 50 mg/ m3en 24 horas.


B) La pauta está destinada a prevenir niveles de carboxihemoglobina en la sangre que superen el 2.5 %. Los valores del Cuadro 1 son estimaciones matemáticas de algunas de las concentraciones de CO y los tiempos promedio en los que debería alcanzarse ese objetivo


C) La pauta relativa al plomo fue establecida por la OMS en 1987.


D)Las concentraciones de contaminantes en el aire se miden como promedio durante un tiempo predefinido, de ahí los diferentes valores del cuadro 1.

Cuadro 1- Fuente: Actualización y revisión de las pautas para la calidad del aire en Europa

<<Atrás>>