United Nations Environment Programme

Version para imprimir

<<Atrás>>

Módulo 6: El cambio climático y el efecto invernadero

Los efectos del cambio climático
Los efectos ambientales del cambio climático son numerosos y difíciles de predecir. Cuando el cambio climático apareció por primera vez en el programa político a fines del decenio de 1980, hubo un acalorado debate sobre sus efectos. No obstante, la mayoría de los científicos y expertos -y prácticamente todos los gobiernos- reconocen que el cambio climático es real y que la cuestión debe abordarse. Las preguntas que se plantean actualmente son qué hacer y cómo y cuándo hacerlo.

Efectos en la naturaleza: Los científicos e investigadores ya han observado una amplia gama de impactos del cambio climático en el entorno natural. Entre esos impactos figuran: el retiro paulatino de los glaciares; el deshielo del permafrost; cambios en las características de congelación y rotura temprana del hielo en ríos y lagos; el alargamiento de los períodos vegetativos en altitudes medias a altas; cambios en las variedades de plantas y animales; declinaciones de algunas poblaciones animales y vegetales; y cambios en la secuencia cronológica de los patrones de producción biológicos como floración de los árboles, aparición de insectos y puesta de huevos por las aves.

Entre los efectos estimados a largo plazo del aumento de las temperaturas medias mundiales figuran:

  • El aumento del nivel del mar, con un promedio de 9 a 88 centímetros, tendrá impactos tales como inundaciones, que constituirán una amenaza para las tierras bajas.
  • Un aumento de las precipitaciones en algunas regiones y una disminución de las precipitaciones en otras. Lamentablemente, las lluvias disminuirán en las zonas áridas y semiáridas en general.
  • Se producirán cambios en las zonas de vegetación, poniendo en peligro a muchas especies. Muchas especies no podrán adaptarse a esos cambios rápidos.
  • La frecuencia y la intensidad de las tormentas y otros fenómenos meteorológicos aumentarán a medida que se incorpore “más energía” en el sistema climático (véase la figura 2 infra).
  • Daños irreversibles a ecosistemas naturales como arrecifes de coral, atolones, manglares, bosques tropicales, ecosistemas polares y alpinos, praderas, humedales y glaciares.



Figura 5: Costo de fenómenos meteorológicos extremos entre 1950 y 1998. Fuente : IPCC


Efectos en las sociedades humanas:
Los efectos en la naturaleza enumerados anteriormente también tendrán efectos enormes y posiblemente catastróficos en las sociedades humanas. Entre los efectos estimados figuran:

  • La seguridad alimentaria se verá afectada, especialmente para las personas que vivan en zonas vulnerables, dado que la producción agrícola se ve afectada por el clima cambiante.
  • Los recursos de agua dulce se verán afectados, disminuyendo en las zonas vulnerables y aumentando en otras zonas.
  • Las olas de calor provocarán un aumento de las enfermedades cardiovasculares (sistema cardíaco y pulmonar, respiratorias y otras enfermedades.
  • La infraestructura construida para condiciones climáticas estables y diseñada para hacer frente a niveles de precipitaciones previstos será vulnerable a inundaciones y desprendimientos de tierras, como en el caso de casas situadas en inmediata cercanía a ríos, así como puentes y caminos.
  • Se prevé que los ciclones tropicales incrementen su poder de destrucción en algunas zonas.
  • Las personas que viven en zonas vulnerables y dependen de la naturaleza para su sustento serán las que más sufran, ya que tienden a tener pocos recursos para adaptarse.
  • Se prevé que las enfermedades transmitidas por vectores, como la malaria y el cólera, aumenten y se propaguen.

El Protocolo de Kyoto En 1992 se firmó, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, una convención mundial sobre el cambio climático, con el objetivo a largo plazo de proteger el clima mundial.

Una serie de cuestiones muy controvertidas - como las causas del cambio climático y la gravedad de los efectos previstos - han rodeado el debate sobre el cambio climático. Para abordar esas cuestiones, se estableció un órgano científico independiente - el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) - encargado de examinar y evaluar esos problemas. El IPCC está compuesto por científicos de todo el mundo, y hasta la fecha ha realizado tres evaluaciones principales. Actualmente está trabajando en una cuarta evaluación, a medida que se reúnen nuevas pruebas. Según el IPCC, la concentración de CO2 en la atmósfera no debería sobrepasar las 550 ppm a fin de que las comunidades mundiales se adapten a los efectos resultantes. Para no sobrepasar las 550 ppm, los países deben reducir la emisión global de CO2 en aproximadamente un 50% para 2050 y en un 90% para 2100.

En 1997 se firmó un acuerdo vinculante sobre las emisiones de gases de efecto invernadero - el Protocolo de Kyoto - que establece objetivos específicos para la reducción del CO2 y otros gases de efecto invernadero para el año 2012. Este Protocolo no es sino la primera etapa hacia la protección climática: actualmente se está negociando un nuevo compromiso para el período posterior a 2012.

Para más información sobre el cambio climático >> www.ipcc.ch,
                                                          www.unfccc.org

<<Atrás>>